Cuba crea nuevo medicamento para crisis hemorroidales

Cuba crea nuevo medicamento para crisis hemorroidales

La Proctokinasa es un nuevo medicamento, creado y promocionado por el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB) de La Habana, el cual está actualmente dentro del cuadro básico de los medicamentos cubanos.

Según refiere el periódico Sierra Maestra, este “es un supositorio para el tratamiento de las hemorroides, beneficia a pacientes quejados de esas complicaciones y se encuentra disponible gratuitamente en los hospitales de la provincia de Santiago de Cuba”.

Asimismo, el oficialista explicó que “el nuevo fármaco es seguro y efectivo para el tratamiento de las hemorroides, una enfermedad muy frecuente en la población cubana y acrecentada en este territorio oriental. Las probabilidades de respuesta favorable son muy elevadas en todas las formas de presentación de la crisis hemorroidal en sus diferentes clasificaciones”.

Por otro lado, la Especialista en Segundo Grado de Proctología, Doctora Arianna Céspedes Moncada, que pertenece al colectivo de investigadores responsables de la elaboración de este medicamento, dijo que “el tratamiento con la Proctokinasa posibilita la mejoría o desaparición, en un corto período de tiempo, de los principales signos y síntomas que acompañan al episodio agudo hemorroidal y constituye un enfoque no invasivo para un número considerable de pacientes, lo cual impacta positivamente en la calidad de vida de los ciudadanos”.

“Dado los ataques que actualmente sufre nuestro país, hoy más que nunca la ciencia debe ejercer un papel primordial en la sociedad, llevando las investigaciones en aras de resolver los problemas fundamentales que tiene el pueblo cubano, ya que uno de estos inconvenientes es la adquisición de medicamentos necesarios para el tratamiento de las personas; tenemos que hacer hasta lo imposible por lograr con nuestros recursos satisfacer las necesidades de los pacientes, la Proctokinasa, es una muestra de esto, pues hemos logrado sustituir con un 99% de efectividad los tratamientos anteriores que adquiríamos mediante importaciones”, agregó la especialista.