Comienzan obras constructivas en el muro fronterizo entre México y Estados Unidos

Una valla más alta se levanta en Arizona y Nuevo México, con los fondos adquiridos gracias a la declaración de emergencia nacional que emitió el presidente Donald Trump.

Al parecer, se están remplazando cercas existentes por otras con una estructura más segura e impenetrable. Se cubrirá un tramo de 76 kilómetros en Nuevo México, y otro de 3,2 kilómetros en Arizona.

El dinero para estas obras constructivas proviene del Departamento de Defensa, y ha llegado hasta la frontera gracias a la orden ejecutiva de Trump, a pesar de que algunos tribunales habían detenido el flujo de capital hasta que no se resolviera una demanda en contra de la medida presidencial. Sin embargo, la Corte Suprema Federal autorizó el desembolso de 2,500 millones de dólares.

El Congreso aprobó este año un fondo de 1,400 millones para el muro, pero Trump quería mucho más. Y lo ha logrado.

Esta valla fronteriza también ha sido duramente criticada por el impacto ambiental que pudiera tener, al impedir la migración de animales que habitualmente cruzan de un país a otro debido a sus estados reproductivos y a las estaciones del año.

Actualmente el gobierno enfrenta dos demandas en cortes federales, y los grupos ambientalistas también han hecho patente su desacuerdo con la orden ejecutiva de Trump.