CubitaNOW
x

support@cubitanow.com

Yunior García a dos años del 27N: “El régimen nunca tuvo interés en un diálogo”

Redacción de CubitaNOW

Europa, Cuba

Al cumplirse dos años de la inédita protesta del 27N frente al Ministerio de Cultura de Cuba, el dramaturgo y activista político Yunior García admite hoy que el régimen de La Habana “nunca tuvo interés en un diálogo” con los artistas e intelectuales inconformes, pero la manifestación sirvió para motivar a la sociedad cubana a salir a defender sus derechos, como ocurriría meses después durante las protestas del 11J.

"Hubo mucha ingenuidad por parte de nosotros en un suceso como ése, pero bendita ingenuidad aquella que por lo menos intenta y que no se queda de brazos cruzados", dijo García en una entrevista con Martí Noticias.

El 27 de noviembre del 2020 cientos de artistas y creadores se reunieron espontáneamente frente a la sede del Ministerio de Cultura en La Habana para protestar contra las presiones al sector cultural y el acoso a los miembros del Movimiento San Isidro. Pese a las presiones de la policía y la Seguridad del Estado, presentes en el lugar, un grupo de manifestantes logró pasar a la sede y reunirse con funcionarios culturales que prometieron un diálogo.


“El tiempo pasó y (el diálogo) nunca se llevó a cabo”, admite el también líder de la plataforma civil Archipiélago, y agrega que, de cualquier modo, “fue al menos una cachetada en el rostro de una dictadura que hasta ese momento se había ufanado de tener al movimiento artístico total y prácticamente a su lado y ahí se demostró que era mentira”.

García, de 40 años, salió sorpresivamente de Cuba junto a su esposa Dayana Prieto el 17 de noviembre del 2021, tras haber convocado una manifestación nacional que pretendía fuera una continuidad de la jornada de protestas masivas que había estremecido la isla cuatro meses antes. Para la jornada de descontento, los líderes de Archipiélago convocaron a los cubanos a salir pacíficamente a las calles con flores en una Marcha Cívica por el Cambio en Cuba.

Desde horas antes del 15 de noviembre del 2021 turbas del régimen, organizadas por la Seguridad del Estado, rodearon las viviendas de los principales líderes de Archipiélago, incluido el apartamento de García, para evitar que pudieran manifestarse, y les cortaron la comunicación con el exterior.

Apenas 48 horas después el actor y su esposa llegaban a España con visas de turismo, en una acción que desencadenó una avalancha de críticas dentro y fuera de Cuba, incluyendo a varios de los miembros de la plataforma opositora a quienes tomó por sorpresa la salida de la pareja al extranjero después que habían sido reportados como “desaparecidos”.

García dijo entonces que había tomada la decisión de escapar desde el 14 de noviembre, cuando la policía y la Seguridad del Estado incrementaron las presiones y amenazas contra él y su familia.

Un año después, reflexiona sobre las críticas que recibió entonces. "Yo mismo me he juzgado...lo que pasa es que al final cuando reflexionas sobre lo que es la historia de Cuba, es una historia de exilio; casi todos los que decidieron intentar cambiar la historia de Cuba tuvieron que salir al exilio", dice.

A su juicio, la única manera de impulsar los cambios en la isla es a través de la coordinación entre opositores, activistas y personas inconformes con la situación sin “juzgarse y trabajando en equipo”, pues “nadie tiene un manual para acabar con una dictadura como la cubana”.

“Lo que no tiene sentido es que nos desgastemos peleando entre nosotros o atacando entre nosotros porque de eso se ríe la dictadura", afirmó.

Recomendado para ti: