CubitaNOW
x

Cubita NOW

Ministro Alejandro Gil: No habrá dolarización de la economía en Cuba

Redacción de CubitaNOW

Sociedad, Cuba

En su comparecencia ante la Asamblea Nacional este día, el ministro de Economía y Planificación de Cuba dejó claro que el país no dolarizará su economía.

La opción que ha sido contemplada en algunos grupos de opinión como una supuesta solución a la actual crisis económica que vive la isla, fue rotundamente rechazada por el titular de Economía que en cambio dio como alternativa “un esquema secundario de asignación de divisas”.

 


 

El Gobierno cubano ya había anunciado en mayo pasado la posibilidad de establecer un mercado cambiario y desde esa fecha hasta ahora no se advierte ningún cambio en lo dicho por las autoridades.

Gil Fernández dijo en mayo que se estudiaba la taza de cambio, y el esquema de implementación. Su declaraciones de esa fecha, son casi exactas a las realizadas este día.

El también viceprimer ministro explicó que “hay una pieza faltante en el diseño la venta de divisas a la población”, y que “hay una brecha entre el tipo de cambio oficial y el informal de 1x125”; eso lo declaró también ante la Asamblea Nacional.

Ahora dos meses y seis días después repite el discurso y el mismo Parlamento lo aplaude.

En su comparecencia de hoy reiteró: “El tipo de cambio está a 120, sube, baja”, y reconoció que "hay una pieza faltante, que es la inexistencia de un mercado formal de compraventa de divisas".

El ministro de Economía ha repetido palabra por palabra su intervención pero está vez tampoco dio fechas para su implementación.

En mayo advertía: "No lo llamamos mercado cambiario. Se trata de un esquema secundario de asignación de divisas en el que se pueda vender a actores económicos estatales y no estatales a un tipo de cambio superior a 24, pero inferior al informal, lo que nos va a permitir respaldar producciones que luego se venderán a la población en moneda nacional", dijo señalando que la fecha de aplicación "no es hoy, ni mañana".

Ahora en julio asegura que en el escenario cubano “no puede seguir proliferando un mercado no oficial que prácticamente está imponiendo los precios de los productos y servicios y de las divisas que entran, que no están siendo captadas por el Estado y están alimentando ese mercado ilegal”.

Ahora tampoco dio calendario para la medida aunque agregó que “el esquema secundario de asignación de divisas ya comenzó, pero de manera limitada, “porque son limitadas las fuentes”.

Además dejó entrever que no será un cambio muy bajo porque “los pesos cubanos que se obtienen al cambiar las divisas deben garantizar una capacidad de compra, de lo contrario no hay incentivos para hacer ese canje”.

El ministro de Economía y Planificación añadió que “se van tomando decisiones ajustadas a la realidad, en correspondencia con nuestro modelo socialista y que ordenan la legalidad del país y nos permiten disponer de recursos para incrementar gradualmente las ofertas en pesos cubanos a nuestro pueblo y para la atención a las personas y comunidades en situación de vulnerabilidad”.

Más o menos lo dicho por el gobernante designado Miguel Díaz-Canel que dijo la víspera: "lo que queremos hacer es salvando el socialismo, no vendiéndolo ni privatizándolo. Ahora tenemos privaciones y carencias, pero tenemos dignidad humana y seguridad para vivir",