CubitaNOW
x

support@cubitanow.com

Exmilitar cubano sobre la tragedia de Bahía Honda: Fue un crimen ordenado por los superiores

Redacción de CubitaNOW

Sociedad, America Latina, Cuba

El exteniente coronel de las fuerzas armadas y el Ministerio del Interior (MININT), Omar Ruiz Matoses, dijo que su experiencia en la vida militar cubana le permitió conocer los procedimientos de las tropas guardafronteras en casos como el de Bahia Honda, donde una embarcación con migrantes acabó hundida cuando intentaba una salida ilegal del país.

Ruiz, padre de los hermanos activistas Ariel Ruiz Urquiola y Omara, comentó que las tropas guardafronteras cubanas contaban con radales y tecnología para la vigilancia de las aguas territoriales del país, y que procedían de acuerdo con órdenes de instancias superiores.

“Era un crimen conocido, mandado y ejecutado por los guardafronteras. Se toma una decisión por el Alto Mando, que depende de la situación operativa. Cuba es una dictadura y todo esto se enlaza con la Contrainteligencia, se manejan todas las informaciones en el Puesto de Mando del MININT”, explicó en una entrevista al canal de YouTube “Universo Increíble”.


“No es que me atreva, es que yo reafirmo que la orden del mando superior fue destruir esa lancha, embestirla para evitar la extracción de esas familias cubanas”, dijo el exoficial, quien aseguró que la embarcación de guardafronteras había acatado la misión de “partir por el medio” a la lancha rápida con decenas de migrantes a bordo.

“Por razones políticas y operativas esta lancha —proveniente de Estados Unidos— no podía salir del país. Es por eso que le neutralizan primero los motores y luego la embarcación, embistiéndola y partiéndola prácticamente por la mitad”, aseveró.

“Ellos sabían del personal que iba en esa lancha, que había una niña de dos años de edad, tenían todos esos datos. En la conciencia de ellos son otros muertos innecesarios, un crimen de lesa humanidad”, agregó.

La víspera, el cuerpo de otro cubano fue encontrado luego del funesto incidente al norte de Bahía Honda, donde una embarcación de Guardafronteras trató presuntamente de impedir una salida ilegal del país en una lancha rápida que ingresó a aguas territoriales cubanas desde Estados Unidos. Tras el hallazgo, la cifra de fallecidos ascendió a siete.

La menor de las víctimas mortales fue Elisabeth Meizoso, una niña de apenas dos años. En declaraciones a Martí Noticias, la madre de la pequeña aseguró que se había tratado de un hecho intencional, aunque el gobierno cubano confirmó el suceso sin atribuir responsabilidades a los oficiales implicados.

Recomendado para ti: