CubitaNOW
x

Cubita NOW

Emotivo testimonio del pipero que sobrevivió a la explosión del segundo tanque en el incendio en Matanzas

Redacción de CubitaNOW

Sociedad, Cuba

Manuel Tápanes Pérez, chofer de un carro cisterna de la empresa de lácteos de Matanzas, sobrevivió por segundos a la explosión del segundo tanque de combustible en la Base de Supertanqueros.

El cubano contó lo que había vivido en una entrevista para la prensa oficialista.

Según dice, recibió la llamada de su jefe una hora después del incendio que se produjo en uno de los tanques de la zona Industrial de la ciudad.

Su trabajo era abastecer con agua a los bomberos que trabajaban en el área. Llegó al lugar alrededor de las nueve de la noche del viernes cinco de agosto y allí estuvo hasta cerca de las cinco de la mañana del sábado moviéndose a recargar la pipa cada vez que se vaciaba.

Su misión se centraba en las labores para mantener el segundo tanque lo menos ardiente posible porque corría peligro por las llamas del primero.

"Manuel surtía agua a los Carros Bombas. Y tras cada recarga finalizada, se imploraba a sí mismo: un viaje más y después de ese, otro más", recoge el reporte. 

“A todos esos bomberos que intentaban enfriar el segundo tanque les di agua fresca para tomar y echarse por arriba, el vapor que había era horrible. Acabada el agua en la pipa retornaba hacia la base de bomberos en busca de más. En el retorno sentí el estruendo. Todo se iluminó, y con los muchachos dentro”, cuenta el pipero, devastado por los acontecimientos.

Manuel vio por el retrovisor de su vehículo la explosión, estaba apenas a unos minutos del lugar.

"Ellos (los bomberos) estaban a 10 metros del segundo cuando ocurrió el estallido”, recuerda. Desde la ventanilla de su camión tomó algunas imágenes.




“Antes de que explotara a los mismos 10 metros de distancia, yo no pude sacar el celular fuera de la pipa porque me lo derretía, imagínate el calor abrasador que sufrieron los que allí permanecieron, una pena muy grande”, agrega.

Con Manuel tammbién estaba trabajando Floro Rodríguez permanece con quemaduras de segundo y tercer grado en el Hospital Faustino Pérez de Matanzas.

"Los carros cisternas siguen allí en la zona del incendio. Todavía buscan a los 14 bomberos desaparecidos", indica Cubadebate.

“No recuerdo el rostro de ninguno de los bomberos, en ese momento no estaba mirando sus caras, lo que atendía eran las indicaciones del jefe que alertaba constantemente a los jóvenes, pero había un muchachito blanquito, era mucho más pequeño que los acompañantes; otro mulato alto y el jefe que también era mulato”, explica.

“Desgraciadamente no pudimos sofocar el fuego, para eso trabajamos. Todos los que estábamos ahí no pensábamos en otra cosa... Acompañé a mis colegas al hospital infantil, fue allí donde primero los atendieron. Ahora espero la llamada, si me mandan voy para el fuego de nuevo, ¡yo no tengo miedo!”, agrega.

El lunes ya los cuatro tanques estaban comprometidos por las llamas. Aunque en la tarde noche de ayer martes el fuego estaba un poco más controlado, la dirección del viento complicó el panorama en la zona.