CubitaNOW
x

Cubita NOW

Foto de: solo referencia/ Revista Finlay/Infomed

Cubano con enfermedad congénita denuncia el abandono de las autoridades a su caso

Redacción de CubitaNOW

Sociedad, Ciencia y Salud, Cuba

‘S.O.S. por el hombre pez’, titula el periodista José Alejandro Rodríguez la denuncia que aparece en la sección Acuse de Recibo de JR.

Lázaro Proenza Sedeño, de Santa Cruz del Norte, provincia de Mayabeque, es un cubano con un padecimiento muy agresivo y avanzado que sufre hace años: ictiosis laminar congénita, conocida comúnmente como la enfermedad del hombre pez, porque su cuerpo va cubriéndose de una escamosis.

Actualmente, y desde hace más de un año el hombre está en una crisis agravada por la falta de un simple jabón que puede aliviarle la existencia.

La respuesta a su situación, se diluyó entre toda la burocracia de este país, y así escribe a Acuse de Recibo:

No tengo piel, en su lugar escamas que van creciendo unas sobre otras. No mueren ni se desprenden. Tengo que arrancarlas con una piedra filosa y esto me causa más heridas, dolor e infección constante. Tengo el cuerpo lleno de heridas sangrantes y mucho dolor siempre.

Para disimular mis heridas, me unto una pasta hecha por mí de arroz cocinado con aceite de cocina y sal. He escrito a todos los niveles por más de 30 años, y siempre devuelven los escritos al municipio. Y aquí no solucionan ninguno de mis muchos y graves problemas. La dirección de la provincia y el municipio conocen mis problemas.

En este momento que escribo mi pequeño apartamento está lleno de moho y hongo, porque se filtra cuando llueve y se nos rompe lo poco que tenemos. Vivo con mi mamá de 88 años, postrada hace cuatro años por accidente cerebrovascular. Y no tiene ni silla de ruedas y todo tipo de limitaciones por las barreras arquitectónicas en esas condiciones.

Cuido y mantengo con vida a mi mamá careciendo hasta de lo mínimo indispensable. Somos dos viejos impedidos físicos y ante la ley no nos reconocen como tales. No me quieren pagar como cuidador de mamá y lo que nos pagan no nos alcanza ni para lo mínimo indispensable. Espero que por respeto a mi enfermedad y mi dolor por lo menos investiguen lo aquí escrito.

Lázaro Proenza Sedeño trabajó desde los 17 años, hasta que la falta de tratamiento médico y de medicamentos idóneos le puso en estado grave por más de tres años, explica José Alejandro Rodríguez, además cuenta que en el hospital Hermanos Ameijeiras no lo atendieron, y en el Fajardo la atención no resultó; el tratamiento para su enfermedad es a base de cremas hidratantes y retinoide sistémico Isotretinonina o neotigason, precisa.

También te podría interesar

Accidente en Ciego de Ávila deja al menos dos fallecidos
Última Hora: Estados Unidos retomará el programa 'Permanecer en México' para emigrantes que crucen sus fronteras
Defensa Civil emite actualización sobre búsqueda del matancero desaparecido
Sudáfrica destruirá más de 970 000 dosis de un medicamento cubano
Crece desesperación entre cubanos varados en Rusia

Recomendado desde nuestro canal