CubitaNOW
x

support@cubitanow.com

Activista anticastrista dispuesto a dialogar con La Habana para enviar ayuda a víctimas de huracán

Redacción de CubitaNOW

Miami, Estados Unidos, Cuba

Santiago Álvarez, un conocido activista de línea dura del exilio en Miami, anunció que estaba listo para dialogar con el régimen de La Habana en un intento por destrabar el envío a Cuba de un importante lote de ayuda humanitaria para hospitales y damnificados del huracán Ian. 

Por medio de su fundación Rescate Jurídico, Álvarez ha organizado un donativo de $5 millones en alimentos y medicinas, pero hasta momento Cuba mantiene bloqueado su envío y distribución. El activista anticastrista se ofreció a negociar directamente con el gobierno cubano para explicar por qué desea una distribución independiente de esa asistencia. 

“No podemos tener miedo a negociar, pero tampoco vamos a negociar por miedo”, dijo Álvarez al canal America Teve parafraseando una frase pronunciada en 1961 por el entonces Presidente John F. Kennedy. La frase original es “Nunca debemos negociar por miedo. Pero jamás debemos temer a negociar”.

Álvarez, de 82 años, dijo que “representantes diplomáticos y amigos” habían tratado de interceder ante el gobierno cubano para liberar la ayuda, pero hasta ahora sin ningún resultado concreto. Cuando el reportero le preguntó si entre esos mediadores había figuras del exilio, se negó a identificarlos: “Simplemente que me echen (la culpa) a mí, yo soy el único responsable”, respondió. 

Una fuente bien informada que pidió discreción dijo que entre quienes habían tratado de destrabar el envío de la asistencia estaba el ex congresista demócrata de Florida Joe García, quien en octubre pasado viajó con un grupo de empresarios y cabilderos a La Habana y se reunió con el gobernante Miguel Díaz Canel. 

En el mismo reporte del canal de televisión, el líder de la fundación Inspire America, Marcell Felipe, pareció responder directamente a los esfuerzos de mediación del ex representante federal de Miami. “Bajo ningún concepto nos dejaremos llevar a la desunión por parte de personas como Joe García, que lo que busca es desunir al exilio”, aseveró. 


Felipe, un conocido activista de derecha que mantiene una amarga pugna con García por otros asuntos legales ante la Comisión Federal de Comunicaciones, pareció distanciarse también del proyecto humanitario de Álvarez. “Nosotros sólo ayudamos a la oposición y enviamos ayuda por medio de la oposición. Es la única ayuda que verdaderamente vale la pena enviar, porque en Cuba de lo que debemos curarnos es del gobierno”, dijo. 

Al comentar sobre los donativos que tiene listos para enviar a Cuba, Álvarez reveló que incluso tenían identificados “hospitales específicos” y lamentó la negativa del régimen de Díaz Canel a aceptarlos por el hecho de provenir de Rescate Jurídico. “El pueblo cubano está siendo víctima de un abuso adicional porque la ayuda está lista”, sostuvo. 

Santiago Álvarez cumplió varios años de prisión en cárceles federales tras ser condenado por la ocupación de un importante alijo de armas y municiones en una de sus casas en el 2005. Era uno de los principales benefactores del anticastrista Luis Posada Carriles y se negó a dar testimonio sobre su papel en la ayuda que ofreció a este para entrar ilegalmente a Estados Unidos ese mismo año.

Recomendado para ti: