Toirac sobre solidaridad tras tornado:“ He visto, en medio de la tempestad, muchos arcoíris´´

Toirac sobre solidaridad tras tornado`` He visto, en medio de la tempestad, muchos arcoíris´´

El humorista cubano Ulises Toirac reconoció las múltiples muestras de solidaridad para con los damnificados, tras el paso del devastador tornado que azotó a La Habana el pasado 27 de enero.

“Alguien me preguntó cargando un saco de donaciones hace unos días: “¿Y esto hasta cuándo es?” y me dejó pensando. Las noticias empiezan a decaer en este capítulo y empieza esa etapa en la que la que la gente le pasa por encima a los comentarios sobre lo que aún falta por hacer. El hastío post-tormenta”, dijo.

“Esta vez se comportó bien diferente de otras veces en Cuba en muchos aspectos. La verdad es que el fenómeno fue también diferente. También el momento. Los políticos, otros. Fue otra la fuerza de las redes”, agregó.

“Dos elementos se comportaron a la altura de las circunstancias: la movilización popular en pos de ayudar y las obras de recuperación de las empresas y ministerios que brindan servicios públicos: agua, electricidad, gas, etc…”, destacó el humorista.

“Estas empresas estatales hicieron su trabajo y lo hicieron muy notablemente bien. En poco más de una semana estaban restablecidos los servicios en su casi totalidad y hay que ver cómo había quedado aquello”, reconoció.

“La gente inmediatamente aquilató el enorme destrozo y muchos salieron a las zonas afectadas a dar ayuda y llevar materiales. Personalidades, empresas privadas (y muchas estatales también), organizaciones de diferente objeto, gente a título personal… Al principio muy desorganizadamente (pero de una desorganización preciosa) y luego con mejor estructura”, recordó.

“De igual manera se comenzó rápido a entregar materiales de construcción para la restauración. Lo he visto con mis ojos. Los representantes de gobierno no actuaron con rapidez. Pasé por muchos lugares cuatro días después donde la gente se quejaba “Aquí no ha venido nadie”, insistió.

“Quizá lo de menos brillo del capítulo. Igual me parece que el ejército salió tarde. En los municipios de gobierno se tomaron decisiones (en mi criterio) erróneas y en muchos casos dejaron que la burocracia estableciera confort antes que la urgencia. La falta de orientación (propia y “de arriba”), y de valor personal en muchos casos dio pie a muchos malestares”, aseguró.

“Ahora obviamente las organizaciones y empresas y la gente irán mermando su movilidad, irán retomando su curso cotidiano, la preocupación no es infinita. Los medios (hambrientos de consumo de noticias) irán saturando el espacio de otras novedades”, aseveró.

“Las redes dejarán paulatinamente de hablar del tema. Y es lógica de vida. Queda sin embargo mucho por hacer. Paredes, techos, refrigeradores, televisores (algunos heredados de dos generaciones) se fueron con el tornado y difícilmente puedan ser suministrados a base de solidaridad popular”, lamentó.

“¿Pero sabes qué? He visto, en medio de la tempestad, muchos arcoíris”, concluyó.