Migrantes en México son fotografiados por grupos de turistas al menos dos veces al mes

Los migrantes en México, además de sufrir inimaginables limitaciones materiales, ahora también tendrían que soportar ser fotografiados por turistas curiosos que se han familiarizado con el tema. Este hecho pudiera tener puntos en común con otro suceso que fue duramente criticado en los medios de prensa: las selfies en las ruinas de Chernobyl. En ese momento, las redes sociales se llenaron de críticas a las personas que lucran con la desgracia ajena. La reacción mediática pudiera repetirse ahora.

Sucedió el sabádo en un refugio para migrantes ubicado en Playas de Tijuana, justo frente a la frontera. Según informa el diario Primera Plana, los turistas “pagan en dólares a un guía extranjero para que les garantice el acceso al albergue, en el que duermen desde hombres, mujeres y niños.”

La publicación añade que el grupo estaba compuesto por unos 20 turistas, equipados con cámaras fotográficas, y ninguno de ellos pidió permiso para tomar instantáneas. Al final dejaron un “donativo” de 20 dólares. El guía, que es colombiano, expresó entonces: “No solo vinimos a tomar fotos, eh, también les digo que traten de dejar algo”.

Se estima que los turistas visitan este refugio de migrantes al menos dos veces al mes.