Cubita NOW

“Mi hijo se perdió y casi me vuelvo loca”: madre cubana sobre el terror vivido con el Huracán Ian

Redacción de CubitaNOW - viernes 30 de septiembre de 2022

Sociedad, Cuba

Featured Image

Una madre cubana contó las horas de desesperación y terror que sufrió cuando pasó el Huracán Ian por Pinar del Río. Yolaimi Hernández Gutiérrez estaba con sus abuela de casi 100 años y su hijo de 11 con una enfermedad crónica.

"Mi abuela de 99 años estaba acostada en la sala cuando la lluvia comenzó a escurrirse por el techo. La levanté y la senté en una silla en la cocina. Cuando mi hijo y yo recostábamos su colchón en la pared, todo el techo, incluida la madera, cayó prácticamente encima de nosotros", dijo Hernández al medio oficialista Cubadebate.

"Imagínate. El niño se puso muy nervioso, comenzó a llorar. Saqué fuerzas de donde no tenía, abracé a mi abuela y la cargué hasta el baño del final de la casa, que es el único con techo de placa. Con el otro brazo arrastraba a Orlandis, que estaba en shock y no podía moverse".

"Todo pasó en cuestiones de segundos. Detrás de nosotros caían las fibras y los palos. Mi hijo se perdió y yo solo gritaba. Casi me vuelvo loca. El tiempo se volvió eterno. Él estaba escondido debajo de la cama del segundo cuarto y tuve que jalarlo por los pies, porque no quería salir".

Según esta madre cubana, desde las 2:45 a.m. y por más de seis horas en la madrugada del 27 de septiembre, el Huracán Ian se llevó el techo de fibras de su casa. Fue la peor noche de su vida, reseñó Cubadebate.

"Más de seis horas estuvieron los tres en el baño, que apenas mide cuatro metros cuadrados. Mientras el aire soplaba, ella sostenía una puerta de madera para que las ráfagas no entraran a su refugio. La abuela pedía desesperadamente que la acostaran en el piso, porque le dolía todo el cuerpo, pero era imposible en esas circunstancias".

Hernández dijo que hubo poca información sobre los posibles efectos que tendría Ian, pese a que en Pinar del Río casi todos tienen cultura ciclónica y saben cómo enfrentar fenómenos de este tipo. "Lo que más afectó fue que el aire vino de frente. Eso nunca había pasado".

Yolaimi Hernández Gutiérrez pasó "por incendios, hace seis meses robaron todas sus pertenencias, pero afirmó que la noche del 27 de septiembre fue una película de terror sin punto final", agregó la citada fuente.

Para Dayanis Arcia Moreiro, "fueron horas eternas. Creía que iba a salir volando. Nunca olvidaré esa madrugada". La cubana vive en una casa de madera y fibras en la comunidad de Montequín, en el municipio de Pinar del Río.

Arcia recordó que sobre las 4:00 a.m. voló la primera fibra y se refugió en un escaparate de madera. "Por las rendijas entraba agua y el mueble se movía a la par de la casa. Los nailons que tapaban los equipos electrodomésticos y la ropa también volaron con el viento. Se mojaron el televisor, el refrigerador, el ventilador y los colchones, después de dos días, continúan al sol", detalló a Cubadebate.


Recomendado para ti:

CubitaNOW

Es un espacio dedicado a todos los cubanos con el fin de la unión a través del debate con respeto, el entretenimiento y la nostalgia en momentos difíciles para el pueblo de Cuba. Nuestra misión es informar y entretener a cada cubano alrededor del mundo.

Contáctanos
support@cubitanow.com