‘Me mandan policías cada 5 minutos’, dice cubana que exige una casa

Me mandan policias cada 5 minutos dice cubana que exige una casa

Tres familias quedaron a la intemperie después de que se derrumbara un edificio en La Habana Vieja, y otras veinte corren el mismo riesgo, denunciaron los afectados a la prensa de Miami.

El hecho ocurrió, explica Radio Televisión Martí, el pasado 22 de julio en horas de la tarde en una vieja edificación ubicada en la calle Monte No. 57, entre Cárdenas y Zulueta.

“Todos nuestros bienes están debajo de los escombros, desde colchón, cocina, televisores, ropas. Estamos aquí en la calle porque el Gobierno y Vivienda (Dirección Municipal de la Vivienda) de La Habana Vieja dicen que no pueden hacer nada por nosotros”, dijo Virginia Ávila Fernández, una de las afectadas por el desplome.

“El presidente del Gobierno de La Habana Vieja dice que me iba a meter presa porque yo no podía estar aquí [en el reducto de la edificación], y me ha dicho que si yo no quitaba el catre que había puesto para acostarme en la calle (…) lo iba a romper y me iba a meter presa. Me están amenazando, me mandan policías cada cinco minutos”, señaló Leydi Rosalía Fernández Ávila.

“Nos dicen que no hay viviendas para nosotros, que no hay albergues y que no hay un local; que nos quieren mandar para la presa de La Palma, que son más de 20 kilómetros. Mientras tanto… a esperar a ver qué sucede con nosotros”, agregó.

“Nunca vinieron a apuntalarnos aunque sea (…). Estamos durmiendo bajo el sereno [y dijeron] que no se podía hacer nada, que no había ni albergue, no había un local para darnos para construir, y mucho menos había vivienda para nosotros”, lamentó Virginia Ávila.