Las ópticas en Cuba en directa colaboración con el mercado negro

opticas

El sistema de ópticas en Cuba, subordinado al Ministerio de Salud Pública, es desde hace décadas un gran problema que tienen los pacientes necesitados de espejuelos y lentes de contacto.

El pueblo se queja y critica, cómo funciona este servicio, que no es un lujo es una necesidad, como la de “VER” bien, y es imposible para gran parte de la población sentirse a gusto, por las demoras que generan las ópticas, los pacientes pasan de una graduación a otra sin haber conseguido espejuelos nunca.

En dichas entidades, siempre hay escases, pasa de un mes a otro que no se reciben los pedidos, y cuando entran los suministros llegan directamente a la bolsa negra, en pocas palabras a manos de personas sin escrúpulos, que muchas veces son trabajadores del centro, donde el dinero y los sobornos son los únicos que hacen posible la aparición de los espejuelos.

A todo esto se suma que después de pagar una buena cantidad de dinero, que muchos de los necesitados no tiene las posibilidades económicas, la atención por parte de los trabajadores deja mucho que desear, sin contar la mala calidad de los productos.