La bandera cubana ondea en Juárez, donde migrantes de la isla se asientan con éxito

La bandera cubana ondea en Juarez donde los migrantes de la isla se asientan con exito

En el restaurante Caribbean Queen en el centro de Juárez, un cubano de nombre Tomás Gómez trabaja como mesero sirviendo platos llenos de carne de cerdo, plátanos, arroz amarillo y otros alimentos.

Las deliciosas recetas, explica El Paso Times, las preparan cocineros también cubanos para comensales que, en su mayoría son de la isla.

Allí han encontrado opciones y deseos de salir adelante. “A medida que las posibilidades de obtener asilo en los EE. UU. han disminuido, miles de cubanos han decidido hacer de Juárez su hogar, estableciendo un enclave de inmigrantes en una ciudad que durante mucho tiempo ha sido una puerta de entrada a los EE. UU. Para los migrantes y rara vez su destino”, señala el portal.

En tanto destalla que para algunos residentes de Juárez es una preocupación porque “ven más bocas que alimentar”, sin embargo, otros lo entienden como una bendición económica.

“Puedo decirles que los juarenses dan la bienvenida a los extranjeros con los brazos abiertos”, comenta Jorge Breceda, profesor de la facultad de derecho de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez que estudió los patrones de migración en México.

“Pero en los últimos años, el discurso nacionalista se ha fortalecido”, añade el docente.

“No hay forma de ignorarlos”, dijo Enrique Valenzuela, director de un centro estatal de ayuda a migrantes en el centro de Juárez, “porque son francos”.

Según detalla el sitio en cuestión, se estima que “unas 15,000 personas han sido devueltas a Juárez bajo el programa “Permanecer en México” que obliga a los solicitantes de asilo a esperar citas en las ciudades fronterizas mexicanas, dijo Valenzuela. Cada vez más, eligen no presentarse a sus citas en la corte”.

“Poco a poco, van llegando a conocer a Juárez”, dice otro cubano. “No es el infierno que los medios lo hacen parecer. Esta es una comunidad de trabajadores”.