Invasión de cangrejos rojos en Cuba produce impresionante espectáculo (vídeo)

Con la llegada de los primeros  aguaceros y truenos de la primavera miles de cangrejos rojos inician una peregrinación con una marcha que va desde los montes de la Ciénaga de Zapata hasta las agua de la Bahía de Cochinos para desovar.

La peligrosa y extenuante migración de esos animales se produce en varios puntos de la costa de esa región del sur de Matanzas, pero sin dudas el sitio más activo está en el tramo entre Playa Larga y Playa Girón, un fragmento de costa de unos treinta kilómetros.

De manera continua las hembras de los cangrejos avanzan hacia las aguas para dejar allí sus huevos, los que luego son arrastrados por las corrientes del mar. Muchos de estos serán devorados por los peces, mientras otros logran la reproducción, lo que garantiza la existencia de la especie.

En ese instinto por la reproducción, los cangrejos rojos en la Ciénaga de Zapata deberán enfrentar un escollo y es el cruce de la carretera que serpenteando la costa une a Playa Larga y Playa Girón y por donde a diario transitan decenas de vehículos.

En los horarios de la mañana y de la tarde noche, en tramos desde Río Caña hasta Playa Yaguanabo, el espectáculo se hace más visible e inevitable para los choferes de autos, cuyos neumáticos se dañan con frecuencia, por las fuertes tenazas de este crustáceo, que queda sin vida sobre el asfalto.

Fuentes del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, explicaron que la vida del cangrejo rojo transcurre en tierra, sin embargo, en su ciclo reproductivo el macho se traslada al mar donde se echa un chapuzón y sale para encontrar un área boscosa y aparearse con las hembras.