‘He intentado trabajar en agricultura, pero dicen que mi calificación es muy alta’, médico cubano en Brasil

Karel Sánchez y Raúl Durán, son dos doctores cubanos que residen en Brasil y no tienen en sus planes, por el momento, regresar a Cuba, a pesar de las dificultades que enfrentan para encontrar trabajo y regularizar su estatus en esa nación.

Según comentarios los profesionales antillanos al diario Jovem Pan, ellos, como todos los exintegrantes de la misión “Más Médicos”, buscan sin descanso la manera de sobrevivir en el gigante suramericano.

Karel Sánchez, por su parte, tiene 35 años, y estuvo un año y medio en la ciudad de Pará, en Cachoeira do Arari, allí trabajaba cargando maletas en el aeropuerto de Guarulhos, en São Paulo y ganaba unos 1 100 dólares.

Mientras que Raúl Durán, de 39, permaneció en el interior del estado de Sergipe, estuvo buen tiempo sin ganar nada, fue en marzo de cuando le cortaron el suministro eléctrico y casi perdió el empleo de médico en la ciudad de Indiaroba.

Ambos galenos estudiaron medicina general en la Universidad de Ciencias Médicas de la oriental provincia de Holguín. En 2017 llegaron a Brasil formando parte del programa creado por la expresidente de ese país, Dilma Rousseff.

Ahora aspiran a obtener el estatus de refugiado en tanto buscan empleos temporales.

“Después de que ‘Más Médicos’ terminó, comenzamos a traer cubanos aquí en busca de trabajo, era un perfil que no teníamos (…) Vinieron, participaron en las conferencias que dimos, y algunos incluso consiguieron trabajo, pero en áreas completamente diferentes de lo que solían hacer”, dijo a Jovem Pan Paolo Parise, el sacerdote a cargo del trabajo.

“No sé qué voy a hacer a partir de ahora, he intentado trabajar incluso con la agricultura, pero dicen que mi calificación es muy alta (…) Terminamos siendo totalmente excluidos aquí, tengo amigos que están en esta situación e incluso intentaron suicidarse”, comentó Raúl.

“No me quedaría allí, todo es muy difícil, incluso aquí con dificultades (…) Si me da la oportunidad de volver al trabajo como médico aquí, volveré. El gobierno dijo que evaluará y resolverá. Pero solo creo cuando tengo algo en la mano”, añadió Karel.