Gobierno redujo plan de producción de carne de cerdo en Las Tunas

Gobierno redujo plan de producción de carne de cerdo en Las Tunas

El plan de producción de carne de cerdo acaba de reducirse en la oriental provincia de Las Tunas teniendo en cuenta el déficit acumulado en el suministro de pienso, que afectó irremediablemente la cantidad de animales disponibles, según explican medios locales.

Tal y como refiere el Periódico 26, “faltaron tres mil 500 toneladas de alimento animal, por ende, los cerdos tienen como promedio 14 kilogramos menos sin contar las afectaciones de las reproductoras, explicó el director de la Empresa Porcina, Idalexis Peña Hechavarría, durante la evaluación mensual que hacen el Partido y el Gobierno del territorio a la marcha de la economía tunera. Por tanto, dijo, fue necesario reajustar el plan y rebajarlo en dos mil 620 toneladas”.

“Eso, puede que al final de año sea beneficioso para la mencionada entidad, pero no para la mesa de los habitantes de estos lares, siempre pendientes a cuanto ocurre con el llamado “mamífero nacional”. De ahí que la atención de agricultores y demás involucrados en la producción de carne porcina deberá estar en asegurar que se aprovechen al máximo, las dos mil 120 hectáreas de tierra que destinarán aquí a la siembra de maíz, advirtió Marbelis Mir Corrales, miembro del Buró Ejecutivo del Comité Provincial del Partido” señaló el portal.

De igual modo, señaló que la situación con la carne de cerdo “grafica las tensiones a las que se enfrenta la economía en el Balcón de Oriente. Cuando apenas transcurrieron los dos primeros meses del año, el territorio no pudo honrar las ventas netas planificadas y lo más importante a los ojos del ciudadano común, las producciones físicas”.

Pero no faltó momento para culpar al bloqueo contra Cuba y aseguraron que “es más nítido que nunca para la Empresa de Aceros Inoxidables (Acinox Las Tunas), que espera por sus seis mil toneladas de chatarra que permanecen varadas en Europa, pues las navieras foráneas no ven como un buen negocio emplear sus barcos para traer carga hacia el país sobre el cual pesan leyes estadounidenses que entorpecen el comercio”.

El desabastecimiento de alimentos se siente cada vez con más fuerza en la mesa de los cubanos, al punto de que el estado lo ha admitido, sin embargo, decisiones como estas no tienen, ni tendrán jamás explicación.