Cubita NOW

‘Fue abandonado a su suerte’, la ‘potencia médica’ deja morir a otro cubano

Por Hervin Salinas - viernes 23 de julio de 2021

Sociedad, Ciencia y Salud, Cuba

Featured Image
Foto de redes sociales

Yamilet Bringas es el nombre de una cubana que, a través de las redes sociales, denunció la muerte de un cubano en Ciego de Ávila, que fue abandonado a su suerte por la potencia médica.

Se trata de Roberto Luis González Molina, un cubano de apenas 36 años que falleció casi que en total dejadez.

Lo ingresaron porque su condición empeoró, sin embargo, no había ni médicos ni enfermeras para atenderlo, así fue cada vez complicándose más hasta acabar con su vida.

Su denuncia íntegra a continuación:

Estoy haciendo una denuncia al gobierno de Cuba por todas las muertes que ha habido por el COVID 19. Más que una pandemia mundial es una pandemia interna la que existe en la isla de Cuba.

Estoy denunciando específicamente la muerte de Roberto Luis González Molina. Esta denuncia fue hecha al gobierno de Ciego de Avila y todavía no ha habido una respuesta por parte de ellos. Como este caso hay muchos pacientes que mueren hasta sin atención médica.

Roberto Luis González Molina de 36 años. CI. 84120216664. Comienza con síntomas respiratorios el día 28 de junio del 2021. El día 29 de junio del 2021 va para la policlínica de Florencia donde le realizan test rápido el cual fue positivo.

Se decide aislar en el motel de tamarindo. Allí fue aislado solo en un cuarto donde los médicos le daban vueltas si el los llamaba. El mismo se constataba la fiebre de 38 con el termómetro que llevó de su casa. Así como los antipireticos para bajar la fiebre que llevó también de la casa.

Fue abandonado a su suerte. Sintiéndose mal. Con fiebre de 38. Con dolores articulares. Con síntomas respiratorios. Así se mantuvo por 2 días muy disciplinado.

Se le realiza PCR y se traslada a morón en una guagua pues no existía otro transporte.

Ingresa en el hospital de Morón el día 2 de julio del 2021. El día 3 de julio le dan de alta con resultado de PCR negativo. Código M3276. Con rayos x de tórax con evidencia de neumopatia inflamatoria derecha y continuaba con fiebre de 38 debido a esto. Así mismo le dan de alta y le dicen que debe conseguir ceftriaxOna para que continúe con el tratamiento.

Lo trasladan en una guagua hasta el entronque de tamarindo. Ese día se encontraba lloviendo bastante, lo bajaron y lo montaron en un camión puerta que se mojaba más dentro que afuera hasta Florencia.

Se mantuvo en su casa hasta el día 5 de julio el cual es evaluado por el clínico Miguel de Florencia.

Roberto había empeorado se encontraba decaído, con falta de aire intensa, con falta de apetito y con fiebre de 39. Se le realiza un PCR nuevamente y se traslada a morón. Allí se ingresa en sala de Cirugía cama 21. El día 7 de julio se intensifica la falta de aire y no había ni médico ni enfermera para atenderlo. A tanto insistir lo atienden y deciden reportar de grave. Saturando 85 porciento de oxígeno.

Lo evalúa el médico de terapia Gleiber y él dice que el caso está delicado. Que tiene criterio de estar en terapia pero que no se dispone de cama en ese momento.

Le indica hidrocortisona y en ese momento no había. Tuvieron que mandarla a buscar a Villa clara.

El 8 de julio lo trasladan a terapia intensiva Covid. Aun sabiendo que tiene un PCR anterior negativo. El paciente se muestra intranquilo. Con mal estado general por lo que se decide entubar.

En ese hospital tienen reglamentado dar un solo parte por teléfono a las 2:30 pm, un único parte en el cual no le informan de nada a sus familiares.

El día 9 de julio le llega el PCR negativo. Y no se traslada de sala pues no hay cama. Ni nadie le preocupaba eso pues en el estado que se encontraba.

Su reporte fue siempre de grave crítico y siempre nos informaban lo mismo por teléfono. Y alegaban que no había cama para su traslado a otra terapia pues no tenía Covid.

Nos informan que el paciente está mejorando. Que de ventilación mecánica en volumen control está en ventilación presión soporte que estaba mejorando. La familia estaba más tranquila.

El día 13 de julio al otro día nos informan que el paciente estaba en shock. Estaba falleciendo. Debido a que hace aproximadamente 4 días tenía un neumotórax según refieren por barotrauma o sea por mala manipulación al intubarlo. El paciente no padece de ninguna enfermedad pulmonar para que se produzca un neumotórax.

Roberto se encontraba en una sala donde no tienen para realizarle rayos x a los pacientes. No hay gasómetros para monitorizar al paciente ventilado.

No se examinan a los pacientes en esas salas por miedo de enfermarse. Pero como es posible que vamos a prestar ayuda humanitaria al Ébola. Con temor a morir y ahora vamos a tener miedo de enfermarse por hacer bien el trabajo y salvar una vida que es el tesoro más preciado.

El paciente asociado a todas estas violaciones comienza con un sangramiento digestivo. Allí no hay omeprazol en bulbo está en falta en el país. Le informan a la familia que no hay ácido tranexamico para atender a un sangramiento. No están realizando INR pues el paciente tenía altas concentraciones de Heparina sódica.

El día 15 de julio nos informan que fallece. Le dio un paro cardio respiratorio y los médicos están en la entrega de guardia. La sala solamente con un enfermero que no hizo nada por temor a enfermarse y lo dejaron morir.

Con una niña de 10 años la cual rezaba todos los días para que Dios no se llevará a su papá y esperando que regresara a casa.

Hoy a los 9 días de su muerte la familia está destrozada, solo pidiendo a dios justicia y conformidad.




Recomendado para ti

CubitaNOW

Es un espacio dedicado a todos los cubanos con el fin de la unión a través del debate con respeto, el entretenimiento y la nostalgia en momentos difíciles para el pueblo de Cuba. Nuestra misión es informar y entretener a cada cubano alrededor del mundo.

Contáctanos
support@cubitanow.com