Cubita NOW

En Cuba también hay escasez en cárceles: familiares tienen que llevar de todo a presos

Redacción de CubitaNOW - miércoles 6 de abril de 2022

Cuba

Featured Image
Foto: Franklin Reyes/AP.

Varios presos y sus familiares denunciaron a Radio Televisión Martí que el sistema penitenciario en Cuba está al borde del colapso. Los problemas "van desde la falta de medicamentos y la mala y escasa alimentación, hasta el déficit de productos para la higiene".

"Les quitan el alimento a los presos para llevarse el sancocho los guardias; aquí hay hombres que recogen sobra por la necesidad y el hambre que están pasando", contó Roberto de los Ángeles Piloto Rodríguez, uno de los cubanos presos por las protestas del 11 de julio de 2021. Piloto está en el penal provincial Nieves Morejón, en Sancti Spíritus.

"La alimentación es asquerosa y reducida al máximo para poderle darle sancocho a los puercos, porque en Cuba todas prisiones tienen cochiqueras para la cría de cerdos para el consumo de la guarnición. No hay toallas, sábanas; no hay avituallamiento, tampoco hay medicamento", dijo también el preso político Virgilio Mantilla Arango, quien cumple tres años de condena en la prisión de Kilo-9 por el presunto delito de "daños a la propiedad".

Martha Domínguez, madre del periodista independiente Jorge Bello Domínguez, condenado a 18 años de cárcel por su participación en las protestas del 11J en Güira de Melena, también denunció los problemas de alimentación y la falta de medicamentos en el penal Combinado del Este. Su hijo es diabético y necesita inyectarse insulina dos veces al día, puntualizó Radio Televisión Martí.

"Los medicamentos se los tuve que llevar yo, insulina y jeringuillas, porque no las había tampoco en la prisión. Las compré en el mercado negro. Y la alimentación que le dan a los presos allí es para consumo animal, no para personas", dijo Domínguez.

En el penal de mujeres La Belloté, en Matanzas, la situación higiénica es crítica, denunció Armando Abascal, padre de la Dama de Blanco Sissi Abascal, también condenada por el 11J. "Tuvimos que llevarle a nuestra hija un haragán y una escoba porque realmente no tienen recurso alguno en el penal para limpiar el cubículo donde ellas viven".

El activista Ramón Zamora dijo que es muy compleja la situación para los reclusos y familiares en las diferentes prisiones de la provincia de Holguín.

"En medio del desabastecimiento en el país, la familia de los presos es quien tiene que suministrar desodorante, pasta dental, jabón y los alimentos, y así están repletas las prisiones con todas las carencias existentes" entre la población, señaló Zamora.

En el Combinado del Este en La Habana "las condiciones son pésimas, las chinches se están comiendo vivo a los presos, y la comida que le ofrecen está muchas veces en estado de descomposición. Tenemos que llevarle hasta lo más mínimo", dijo Yaila Prieto La Rosa, esposa de Juan Emilio Pérez Estrada, condenado a 21 años por el delito de "sedición".

"Yo tengo que salir a buscar todas las cosas, incluida la comida, que muchas veces no la dejan entrar al penal. Es una situación muy difícil", dijo Regla Burunate, esposa de Francisco Rangel Manzano, condenado en Colón por las protestas del 11J y quien cumple condena en el centro penitenciario Combinado Sur de Matanzas.

El activista William Tamayo denunció desde Banes, Holguín, la crítica situación de las cárceles.

"Allí desde hace mucho tiempo obligaban a los reclusos a forzar que sus familiares les trajeran escobas, haraganes, sábanas y toallas, y si los familiares no cumplían con esto, las autoridades de esos penales les suspendían la visita y el pabellón a los reos, y esto todavía se está haciendo en Cuba Sí y la Provisional", dijo a Radio Televisión Martí.

CubitaNOW

Es un espacio dedicado a todos los cubanos con el fin de la unión a través del debate con respeto, el entretenimiento y la nostalgia en momentos difíciles para el pueblo de Cuba. Nuestra misión es informar y entretener a cada cubano alrededor del mundo.

Contáctanos
support@cubitanow.com