Dice el  ejército en Nicaragua  “No tenemos por qué reprimir”

La situación en Nicaragua continúa tornándose difícil para el Gobierno debido a las constantes protestas que ya casi duran un mes y la cruel represión de la policía que contabiliza más de 50 víctimas mortales y cientos de heridos.

Este fin de semana en más de diez ciudades se reportaron fuertes enfrentamientos entre manifestantes y la Policía Nacional, que se desarrollaron fundamentalmente en varios departamentos del norte, centro y Pacífico. Los manifestantes dicen que no dejan las huelgas hasta que el gobernante Daniel Ortega abandone el poder.

Organizaciones de Derechos Humanos han reportado la muerte de al menos 52 personas durante los 25 días de manifestaciones.

Ante esta situación el Ejército de Nicaragua parece distanciarse del mandatario Daniel Ortega al asegurar que “no reprimirá” a la población que se manifiesta contra su Gobierno.

“No tenemos por qué reprimir” a la población que se manifiesta en las calles. “Creemos que el diálogo es la solución” para resolver la actual crisis, informó el portavoz de ejército, coronel Manuel Guevara, sobre las generalizadas manifestaciones y bloqueos de ruta que han llevado al país a una crisis.

“Rechazamos informaciones manipuladas que nos quieren hacer aparecer reprimiendo” las protestas, dijo Guevara en relación a la presencia de soldados en algunas entidades públicas.

Por otra parte las Fuerzas Armadas se solidarizaron con las familias de los fallecidos y los cientos de heridos, y ha expresado su interés a favor de un posible diálogo nacional con la mediación de la Conferencia Episcopal de Nicaragua.