Declaran estado de emergencia en Louisiana: el sistema de bajas presiones se convertirá en huracán

Numerosas inundaciones en Louisiana ha provocado el sistema de bajas presiones que se encuentra en el Golfo de México, y que en las próximas horas podría convertirse en el huracán Barry. Debido a la gravedad de la situación, el gobernador John Bel Edwards declaró estado de emergencia.

La gran preocupación de las autoridades es que se rompan los diques que protegen a Nueva Orleans si el río Mississippi llegara a desbordarse.

Los pronósticos indican que este fenómeno meteorológico podría traer marejadas, vientos con fuerza de huracán y hasta 15 pulgadas de lluvia.

La tormenta, ya convertida en huracán Barry, estará tocando tierra el próximo sábado, en algún punto de las costa que bordea Louisiana y Texas. Las intensas lluvias han afectado el tránsito, y ya pueden verse múltiples escombros flotando sobre las aguas, cuyo nivel casi cubre los neumáticos de los carros.