Cuentapropista cubano fue detenido tras ayudar a damnificados del tornado

Cuentapropista cubano fue detenido tras ayudar a damnificados del tornado

El vicepresidente de la asociación de cuentapropistas Pequeños y Medianos Empresarios en Cuba (PEMEMCUB), Antonio Font Carreño, fue detenido por la Seguridad del Estado, para impedir que entregaran ayuda a los damnificados del tornado que azotó algunos municipios de la capital cubana e 27 de enero.

“Según comentó Antonio a CubaNet, el jueves en la tarde un oficial de la Seguridad del Estado se presentó en su domicilio, ubicado en el municipio Centro Habana, lo arrestó y lo condujo a la unidad policial de Zanja”.

“Allí me tuvieron hasta tarde en la noche, porque según él que me arrestó, el jefe de él era quién quería interrogarme. Como nunca apareció, me soltaron y me dijeron que me presentara el viernes en la mañana”, dijo Antonio al citado medio.

“Me aseguró que ya nosotros habíamos llegado a la línea roja y que no podíamos pasarnos. Por el mensaje que me transmitió, me hizo ver que ya teníamos un pie fuera y otro dentro de la prisión, porque lo que estábamos haciendo no podíamos hacerlo, que era un trabajo muy bueno, pero que el gobierno no iba a permitir nada de eso”, dijo sobre otro encuentro con la seguridad.

De acuerdo a la información ofrecida por Cubanet, “la pasada semana, PEMEMCUB lanzó una iniciativa con el fin de apoyar a los damnificados que perdieron sus casas tras el paso del tornado, que afectó más de 4800 viviendas de la capital”.

“La intención de la organización, partiendo de que cuentan con fuerza de trabajo para las labores de albañilería, carpintería, plomería, entre otros, era prestar estos servicios a la población afectada de manera gratuita”, señaló.

“Esta es la única manera que nosotros tenemos de ayudar a estas personas, pero según este oficial, nosotros no podemos hacer eso, porque simplemente ellos no quieren, no sé por qué si esto que nosotros hacemos no tienen nada que ver con política, porque esto es un proyecto social”, argumentó el trabajador del sector privado.

“Tenían información falsa, porque nosotros no estamos siendo financiados por nadie, nosotros le brindamos ayuda propia a esas pobres personas que lo perdieron. La mano de obra, que es lo que desgraciadamente tenemos. Si tuviéramos algo más que ofrecerles, también lo haríamos”, añadió.

“Es cierto de que ha habido contactos, pero de ahí a financiarnos, eso sí no es cierto”, manifestó.

“Vamos a continuar con nuestro proyecto, intentaremos hacer algunos pequeños cambios y se lo vamos a presentar de nuevo a todas las instancias del gobierno, pero va a seguir siendo con el mismo fin”, concluyó.