Buques petroleros cambian de nombre y apagan sistemas de rastreo para llevar el crudo a Cuba

Los buques que llevan el petróleo a Cuba cambian de nombre y apagan sus transpondedores para navegar por debajo del radar de Estados Unidos y así evitar las sanciones.

Según informa Bloomberg, “la embarcación Ocean Elegance, un petrolero que ha estado entregando crudo venezolano a Cuba durante los últimos tres años, cambió su nombre a Océano después de ser sancionado en mayo. El barco S-Trotter, otro en la lista de sancionados, ahora es conocido como Tropic Sea”.

Lo mismo sucedió con el petrolero Nedas. Fue sancionado en abril, apagó su sistema de rastreo por más de 40 días, y también entregó petróleo a Cuba. El mismo barco ahora se llama Esperanza.

Más de 4,500 buques se mueven en alta mar con cargamentos de crudo, lo cual dificulta la paralización de las entregas a la Isla; aunque han ido disminuyendo con el tiempo. En el 2019, afirma Bloomberg, “los volúmenes cayeron a 35.177 barriles por día”.