Brutal asesinato de pelotero cubano por la policía en Santo Domingo

El expicher del equipo Metropolitanos Ángel Argüelles Barnet, de 32 años, murió este domingo en la sala de cuidados intensivos del Hospital Antonio Musa de San Pedro de Macorís, por el impacto de varias balas luego de que los médicos intentaran salvarle la vida desde el viernes, cuando llegó en muy mal estado de salud a la instalación médica.

Arguelles  resultó herido por oficiales de la policía cuando supuestamente intentó escapar con cuatro personas más del Centro de Corrección y Rehabilitación situado en esa misma ciudad dominicana.

En las redes sociales están circulando videos que contienen las fuertes imágenes donde se aprecia a los agentes de la seguridad cuando disparan sobre Argüelles que se encontraba en el suelo y luego arrastran su cuerpo.

Autoridades dominicanas arrestaron a varios de los agentes implicados para conducir una investigación sobre la muerte de este pitcher que salió de Cuba, como decenas de sus compatriotas, en el 2009 con la idea de jugar béisbol profesional.

Arguelles, quien es hijo de la campeona mundial de voleibol Nelly Barnet, nunca pudo concretar su ilusión de llegar a las  Grandes Ligas y fue detenido en 2014, cuando oficiales de la armada dominicana lo arrestaron junto a otros 11 cubanos en un intento de alcanzar las costas de Puerto Rico y también se le ha señalado como reincidente en el tráfico ilegal de pelotero cubanos.

Antes de Argüelles también habían fallecido Elki García García y Alfredo Ogando Hernández, y se encontraban heridos José Manuel Castro Guerrero y Luis Antonio Ricard Hernández.