Bacardí respalda posibilidad de demandar al gobierno cubano por propiedades confiscadas

Bacardí respalda posibilidad de demandar al gobierno cubano por pro

Bacardí apoya el derecho a buscar justicia para aquellos cuyas propiedades fueron confiscadas en Cuba por el régimen de Fidel Castro hace casi 60 años”, han expresado representantes de esta firma recientemente.

La empresa con sede en Bermudas realizó las declaraciones a raíz de la apertura por parte de Estados Unidos de un ámbito muy limitado para las demandas contra empresas cubanas que se benefician de propiedades incautadas después de la revolución de 1959 en el país caribeño.

Bacardí dijo a The Royal Gazette : “Bacardí, como muchos otros, es una empresa que perdió todas sus propiedades cubanas en confiscación ilegal sin compensación…”Respaldamos el derecho y la capacidad de los afectados para buscar justicia y evitar un mayor tráfico de propiedades robadas”.

La administración del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, esta semana abrió la puerta a un número limitado de acciones legales en virtud de una sección del Título III de la Ley Helms-Burton.

El Título III permite la protección de los derechos de propiedad en Cuba, creando la oportunidad de demandar a aquellos que “trafican” a las propiedades confiscadas, como los propietarios de hoteles que usan sitios que fueron incautados décadas antes.

Bacardí ha luchado en las cortes de los EE. UU. durante años, por los derechos del nombre de Havana Club, en posesión de la compañía Pernod-Ricard y su socio la estatal cubana Cubaexport.