CubitaNOW
x

Cubita NOW

Exbombero cubano Rolando Nogueira expone sus puntos de vista sobre lo sucedido en el primer tanque incendiado en Matanzas

Redacción de CubitaNOW

Cuba

Rolando Nogueira, un cubano con más de 18 años de experiencia como bombero, explicó este viernes sus puntos de vista sobre lo sucedido en el primer tanque incendiado en la zona Supertanqueros de Matanzas.

Según su opinión, lo ocurrido no fue una explosión sino un fenómeno llamado "boilover".

"Realmente lo que estuvo aconteciendo en varios intentos, una y otra vez en los tanques uno, dos y tres, fue un fenómeno llamado "rebosamiento por ebullición", más conocido en español como "boilover" del inglés boiling over", explicó.

Para él la tragedia en la zona industrial de Matanzas debería servir de experiencia a todos. "A las instituciones responsables de almacenar los combustibles, para que cuenten con sus sistemas propios activos y en capacidad de respuesta" y a "los bomberos, como alerta, de qué hacer y hasta donde hacer".

A continuación CubitaNOW comparte el texto de Nogueira íntegramente:


QUÉ PASO EL PRIMER DÍA, QUE OCASIONÓ LA SUPUESTA EXPLOSIÓN.

He visto comentarios, artículos y hasta explicaciones de la supuesta explosión que hizo propagar el incendio del primer tanque al segundo, y ocasionar la muerte de nuestros bomberos.

Otros hablan de agrietar el tanque y por ende un derrame de combustibles.

Ninguna de las dos cosas, a mi entender, fue lo sucedido. Realmente lo que estuvo aconteciendo en varios intentos, una y otra vez en los tanques uno, dos y tres, fue un fenómeno llamado "rebosamiento por ebullición", más conocido en español como "boilover" del inglés boiling over.

¿Qué es eso?

Primero, esto es un fenómeno que sucede mayor y casi únicamente en reservorios que almacenan combustibles pesados, como es el caso del crudo cubano almacenado en dos de estos tanques.

La otra condición para que suceda es la ausencia o limitado enfriamiento de las paredes del tanque incendiado.

Y la última y más importante, es la presencia de agua en el interior del tanque.

Bien, ya expliqué esto varias veces, pero lo vuelvo a realizar en palabras entendibles.

Mientras más tiempo del incendio pasa, más calor se transmite por todo el tanque y sus paredes hacia el fondo, e incluso se ha estudiado que en los crudos, por la alta concentración de minerales, el calor desciende por la propia masa de liquido. Aún el propio líquido encendido se va gastando y cada vez más se acerca el combustible ardiendo al agua del fondo.

Este calor calienta el agua hasta que ella alcanza los 100° y la evapora. Al cambiar de estado y convertirse en vapor, este asciende como un pistón y empuja al exterior el combustible. En ocasiones lo que sucede es lanzar bolas de vapor encendidas con combustible que alcanzan kilómetros de altura.

Pero esto no significa que hubo una explosión en el tanque. El boilover no es una explosión.

Les expuse una foto de cómo sucede, la podrán analizar y comparar con fotos del incendio y se darán cuenta de la similitud.

¿Saben algo? Ya muchos bomberos en el mundo han muerto por este fenómeno. El caso más significativo fue en Venezuela, conocido como la tragedia de Tacoa donde murieron184 bomberos, por el derramamiento en un tanque de combustible de una termoeléctrica. El combustible se derramó y arrasó como lava volcánica por toda una ladera, consumiendo camiones de bomberos y cuanto tuvo a su paso.

Recuerdo conversar con uno de los bomberos venezolanos que sobrevivió y me contó: "todo fue en un instante, no lo esperaban y no pensaron que pasará". Sus amigos murieron y las lágrimas corrieron por sus ojos.

La experiencia de ese incendio demostró que NO se puede dejar de enfriar el tanque incendiado. A ellos les falló, y no lograron mantener un caudal y flujo estable para el enfriamiento. Esa es una gran experiencia que acompaña a todos los incendios en tanques.

Un peligro real, la "Tragedia de Matanzas" sirva de experiencia a todos. A las instituciones responsables de almacenar los combustibles, para que cuenten con sus sistemas propios activos y en capacidad de respuesta. Para los bomberos, como alerta, de qué hacer y hasta donde hacer.