CubitaNOW
x

Cubita NOW

Cubanos recaudan dólares para poner valla anticomunista en Miami donde estuvo ETECSA

Redacción de CubitaNOW

Miami, Estados Unidos, Cuba

La valla publicitaria del monopolio de las telecomunicaciones del régimen de La Habana, ETECSA, en pleno Palmetto de Miami, llevó a los cubanos en el exilio a recaudar dólares para poner una "valla anticomunista" contra el empresario Hugo Cancio y su empresa Katapulk.

De momento, la valla anticomunista tiene mensajes a Hugo Cancio, aunque se quería poner una foto del empresario con el presidente designado de Cuba, Miguel Díaz-Canel: "no queremos propaganda comunista", "el exilio cubano está unido" y "Miami es libre y seguirá siendo libre".

Más de 3500 dólares han sido recaudados en GoFundMe para poner la valla anticomunista en Miami. La petición fue abierta este domingo por el activista José Alberto García, quien se identifica en Twitter como @cubanpatriot.

"Hola, mi nombre es José y estoy recaudando dinero para usarlo en una valla (billboard) en respuesta a la invasión comunista en Estados Unidos. De no llegar a la cifra cada centavo será devuelto en su totalidad", aclaró el activista.

"Pronto tendremos un cartel aquí, un cartel libre, orgánico, que exprese el sentimiento de los cubanos libres que no queremos propaganda comunista. Miami es libre y el exilio está más unido que nunca", señaló @cubanpatriot la semana pasada después de ser retirada la publicidad de Katapulk con el logotipo de la empresa del régimen ETECSA.

La valla anticomunista en Miami costará unos 14 000 dólares al mes más otros gastos por lo que esperan recaudar unos 15 000 dólares. "Yo realmente pensé costaría unos 6 000. 14 000 es demasiado dinero, ¡no creo lleguemos a esa cifra!", dijo.

@cubanpatriot quería poner una foto de Hugo Cancio con Díaz-Canel pero la empresa encargada de las vallas publicitarias en Miami respondió que necesitan permiso de las personas para usar sus fotos.

"Chicos, es muy probable que no se pueda usar la foto de Hugo Cancio con Díaz-Canel. En ese caso, les pido ayuda de ideas de cómo podría ser la Valla en el Palmetto. Ayuda", señaló.

La curadora de arte y activista Salomé García Bacallao pidió ayuda a diseñadores cubanos para hacer la valla anticomunista.

"En Twitter se está organizando una campaña de crowdfunding para poner una valla en el lugar donde estaba la promoción de ETECSA que se retiró. Originalmente querían usar la foto de Hugo Cancio y Díaz-Canel pero la compañía Outfront, que administra el negocio, indicó que el uso de ese tipo de imágenes tiene que ser aprobado por la persona fotografiada", apuntó.

"También habrá que tener cuidado en no usar mensajes que puedan calificarse como difamatorios. Hablé con José García, quien la está organizando, para hacer una especie de convocatoria abierta para propuestas de diseños, así que a ponerse creativ@s", agregó.

Salomé García Bacallao también llamó este fin de semana a quejarse a la oficina de la fiscal general de Florida por los negocios de empresas en Estados Unidos con el régimen cubano. "Ayer recibí respuesta de la oficina de la fiscal general de Florida sobre mi inquiry respecto a las posibles operaciones fraudulentas de compañías como Supermarket23", dijo.

"La oficina de la Fiscal General de Florida, Ashley Moody, recibió su correo electrónico sobre Supermarket 23, LLC. Agradecemos el tiempo y el esfuerzo que tomó para traer sus inquietudes a nuestra atención. El procurador general se preocupa por todos los posibles actos injustos y prácticas comerciales engañosas, y hemos compartido su información con el Procurador General de la División de Protección al Consumidor", respondió a García.

"Su correspondencia proporciona valiosa información que nos ayudará a identificar tendencias en consumo fraude y establecer prioridades de cumplimiento", apuntó.

García puso la petición el pasado 5 de julio por las violaciones de las empresas en Miami del embargo de EE.UU. al régimen de La Habana al hacer negocios con empresas parte del conglomerado militar GAESA.

"Si más cubanos hacemos esto, la fiscalía tiene que investigar. Los boicots necesitan muchas quejas", señaló.