ACNUR critica las nuevas medidas sobre el asilo de la Administración Trump

México se declara listo para defender a migrantes de deportaciones

La nueva norma de la Administración Trump, que obliga a los migrantes a pedir asilo en un tercer país antes de llegar a la frontera sur de Estados Unidos, pondrá en riego a las familias vulnerables, según afirma el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

La medida “socavará los esfuerzos de los países de la región para diseñar las respuestas colectivas y coherentes que se necesitan”, expresó Filippo Grandi, jefe de la Oficina de la ACNUR.

El funcionario igualmente advirtió que la nueva política migratoria es muy severa y no es la mejor manera de avanzar.

El organismo multinacional dejó bien claro que dicha medida “restringe excesivamente el derecho a solicitar asilo, pone en peligro el derecho a la protección contra la devolución y aumenta de forma significativa la carga de la prueba para los solicitantes de asilo más allá de la norma legal internacional”.