‘Viajar en ómnibus’, la solución de Cubana tras cancelar vuelo Santiago-La Habana

Viajar en ómnibus la solución de Cubana tras cancelar vuelo Santiago La Habana

En la noche de ayer, los pasajeros del vuelo CU 886 de Cubana de Aviación, no pudieron llegar a La Habana, por la única razón de que el vuelo pronosticado para las 11:00 pm. fue cancelado por problemas climatológicos.

“El avión es pequeño y vuela a baja altura, razón que nos obliga a suspender el vuelo (…) ¡La orientación la doy una sola vez!”, dijo uno de los funcionarios de la aerolínea estatal que se encontraba en el Aeropuerto Internacional Antonio Maceo.

“Las personas de Santiago de Cuba tienen que estar aquí a las siete la mañana y los de otras provincias tienen que esperar para que sean llevados hasta el Hotel Versalles, que allí recibirán una merienda y dormirán. A partir de las nueve de la mañana de este jueves, los pasajeros que deseen, saldrán en ómnibus hacia La Habana, los que no, tienen derecho a reintegrar sus boletos, con la devolución del 100% de su dinero”, agregó el hombre una multitud enfurecida que reclamaba razones lógicas por la cancelación del vuelo, reseña Cubanet Noticias.

Por tal motivo, un gran número de viajeros alegaron que perderían su vuelo para México y Canadá, previsto para hoy.

“No podemos perder ese vuelo, el de Canadá sale a las 11 de la mañana y si salimos en guagua llegaremos en la noche o en la madrugada. Creo que es una informalidad no transportarnos ahora”, comentó una señora.

Después de un largo tiempo de espera, la señora, que ya comenzaba a darse por vencida por la negativa de Cubana de habilitar un avión a esa hora de la noche, “recibió una última opción de manos del representante de la aerolínea: el alquiler de uno de los vehículos pertenecientes a una cooperativa no agropecuaria, más conocido como taxis amarillos”.

“El jefe me dijo que llamarían a los taxis alquilados que siempre utilizan para estos casos y para los extranjeros. Pensé que cobrarían más barato, pero cuando llegó, el taxista me dijo que me cobraría 600 CUC hasta La Habana. Prefiero perder el vuelo, que pagar esa cantidad loca de dinero, ni que una fuera rica”, relató la mujer.

“Viajo en avión porque es más rápido. Esperar a mañana y viajar en guagua es llegar a La Habana súper cansada y con los pies hinchados, y aunque nos devuelvan el dinero completo y viajar en guagua salga gratis, nada paga este mal momento. Yo pagué por un pasaje aéreo, no por un pasaje terrestre”, dijo una embarazada.