Vecinos en Sancti Spíritus embestidos por un toro en plena calle relatan lo sucedido

Vecinos en Sancti Spíritus fueron embestidos por un toro que escapó del matadero

El periódico local Escambray, relata la curiosa historia donde a demás del susto y varias lesiones no hubo que lamentar vidas humanas, pues resulta que un toro logró escaparse de su destino en el matadero y recorrió seis kilómetros por la ciudad espirituana, antes de ser detenido.

Alberto Valle Rodríguez, un trabajador privado que tiene un taller en la calle espirituana Sobral, relató que: “cuando estaba sentado frente a su negocio vio a un toro blanco que se acercaba a toda velocidad y delante, una anciana que caminaba con dificultad”.

“A los gritos de la gente —cuenta Alberto— la señora soltó el paraguas que sostenía como bastón y salió corriendo hacia la calle San Vicente, que le quedaba a su izquierda; más adelante, un joven que viajaba en bicicleta solo alcanzó a lanzarse de la misma y penetrar bruscamente por la ventana de una vivienda, aquello parecía una película, en mis 73 años de vida nunca había presenciado nada igual”.

En su fuga desde el matadero Víctor Ibarra, hasta que lo atraparon en las inmediaciones de la Terminal de Ómnibus Provincial, el animal recorrió cerca de 6 kilómetros y lesionó a cinco personas sin peligro para la vida.

Una de las lesionadas, la joven Tamara Ileana Rodríguez Benítez contó a Escambray: “Yo estaba de espaldas cuando sentí la gritería, las personas decían: un toro, un toro, un toro, miré hacia el rumbo de la Carretera Central y vi cuando el animal tumbó a un señor que venía en bicicleta, eso fue como a unos 10 metros de donde me encontraba, la gente corría, unos se subieron al mostrador, otros entraron a la placita, pero yo traté de auxiliar a una señora que estaba en el piso y los demás le pasaban por encima”.

Randy Acosta Gómez, su propietario, desde el momento mismo de la huída se lanzó tras el animal para poder interceptarlo, pero todo fue en vano.

“Yo soy campesino de la Cooperativa de Créditos y Servicios Camilo Cienfuegos —cuenta Acosta— y desde por la mañana de este jueves estaba con los animales que llevamos al matadero para efectuar la venta, los cuales se sacrifican en ese mismo lugar. Ya el toro lo habían pesado, pero lo viraron y en la misma ranfla del matadero, hizo un giro brusco y se tiró, yo le lancé un lazo para evitar que se escapara por la puerta que estaba entre abierta, pero no pude detenerlo”, admitió.

“Después de atravesar buena parte de la ciudad, incluso de herir a varias personas, algo que lamento profundamente, Muñeco, llegó hasta un platanal cercano a la Terminal de Ómnibus Provincial, a unos 100 metros de mi casa, y un señor lo agarró por el mismo lazo que llevaba en la cabeza, se trata de un animal manso, solo que estaba gardeado”, afirmó.

Al instante lo subimos a una carreta y lo regresamos de nuevo al potrero, en la finca Patio Fino, agregó Acosta Gómez.