Un joven de Sancti Spíritus fue auxiliado por la policía al ser mordido por una leona

Un joven de Sancti Spíritus fue auxiliado por la policía al ser mordido por una leona

Un joven de Sancti Spíritus, se atrevió a acariciar a una leona sin autorización ni supervisión en el zoológico de esa ciudad cubana y acabó con un a mordida en su mano que lo mantuvo inmovilizado un buen rato, antes de poder zafarse.

De acuerdo con el Diario Escambray de la provincia espirituana, se trata de una imprudencia cometida por Yoancy Espino, almacenero de la cafetería El Bosque, ubicada en el propio zoológico.

La situación pudo llegar a males peores pues el brazo del joven quedó atrapado entre las fauces de la leona y fue preciso dispararle al animal para que lo soltara.

Taimi Mencía Venega, doctora en Medicina Veterinaria del zoológico, contó que desde el momento mismo del hecho, se buscó ayuda con miembros de la Policía Nacional Revolucionaria, quienes intentaron con un primer disparo al aire persuadir a la leona para que soltara la mano del joven, pero al ver que no resultó le dispararon por la boca, tratando de ocasionarle el menor daño posible, solo así lograron que el animal conocido como Mily abriera sus mandíbulas.

“El herido, aclaró la veterinaria, por suerte no trató de forcejear y Mily tampoco hizo el intento de arrancarle la mano, lo que demuestra que sus instintos fueron los de jugar y no de agredirlo, a pesar de que fue él quien invadió su hábitat”. En estos momentos el joven se recupera satisfactoriamente de la mordida y no presenta peligro de perder la mano.

“La leona llegó a Sancti Spíritus procedente de Camagüey, hoy tiene dos años de vida, allí trabajó como animal de circo y está acostumbrada a familiarizarse con las personas, pero no hay que olvidar que es una fiera y su naturaleza es la de alimentarse de carne y huesos”, aclararon sus cuidadores.

En estos momentos Mily tiene el proyectil de un arma calibre 45 en su maxilar derecho y tiene buen estado físico, aun así será intervenida quirúrgicamente: “estamos trabajando conjuntamente con los médicos y especialistas vinculados a la Universidad de Sancti Spíritus para efectuar la operación que nos permitirá extraerle el proyectil, pero también revisar si hay otros daños en la mandíbula, aunque a simple vista no se observan lesiones, informó la doctora.