Se conmemoran 25 años del hundimiento del remolcador 13 de Marzo

Se conmemoran 25 años del hundimiento del remolcador 13 de Marzo

El escritor Jorge García perdió a catorce familiares la trágica madrugada del 13 de julio de 1994 cuando intentaban emprender un viaje que, sin saberlo, no tendría retorno ni mucho menos una llegada feliz a Estados Unidos.

“García recuerda hoy que el ómnibus que los llevaría hasta el sitio donde abordarían el remolcador 13 de Marzo era conducido por su primo Felo, quien trataría de huir del sistema totalitario de los hermanos Castro, “aprovechando la oscuridad”, junto a su esposa, el tío de su esposa y su pequeña Giselle. El plan estaba hecho y nada debía fallar”, relata Diario las Américas.

Cuando iba a comenzar el viaje, recuerda García que se acercó a su hijo Joel en la puerta de su casa en La Habana, desde donde saldrían sus familiares y le dijo unas palabras de las que todavía se arrepiente:

“Nos vemos en la eternidad”. A partir de ese momento —cuenta entre lágrimas—, su vida ha sido “un calvario”, a tal punto que dice sentirse “muerto en vida” o “como algo parecido a un duende que deambula por las calles de Miami, con una cruz a cuestas”.

“Su nieto, hijo de su hija María Victoria García, también sigue vivo en su memoria. “Juan Mario me dijo muy alegre que me iba a traer un pescado bien grande para que me lo comiera yo solo. ¡Qué nietecito! Era mi primer nieto, una gran ilusión en mi vida”, rememora mostrando unos ojos rojizos”, añade el citado medio.

Aquel día dijeron adiós 37 cubanos, “entre los que se encontraban 27 adultos y 10 niños, cuya única culpa —si acaso existiese— consistió en querer cambiar de vida y dejar atrás las carencias de un fallido modelo social”, añade DLA.