Rompe el silencio joven golpeado en Santiago de Cuba

Rompe el silencio joven golpeado en Santiago de Cuba

 Hace pocos días, la redacción de Cubita Now les mostró unas imágenes que se viralizaron y que dieron pie a muchos comentarios en el ciberespacio.

En el material aparecía Ibrahim Domínguez Aguilar, un joven que fue golpeado brutalmente por la Policía en Contramaestre, un municipio del Oriente de Cuba.

En el material, difundido el miércoles, se apreciaban a cuatro policías golpeándolo a plena luz del día, mientras él está desnudo y no se defiende, sin embargo, las imágenes fueron recogidas a finales de diciembre.

Así lo dijo el chico a el Nuevo Herald vía telefónica tras romper el silencio.

“En ese pueblo siempre ha sido así. La Policía hace lo que le parece y nadie le pide cuentas”, comentó desde La Habana, donde reside.

“Conozco a la Policía en Cuba. Ellos buscan cualquier pretexto para destruir a quienes protestan o están en contra de sus métodos arbitrarios”, añadió Domínguez, de 32 años, quien acaba de cumplir dos años de prisión por “atentado a la autoridad” por otro altercado policial.

“Se nos están acabando las formas de protesta pacífica en Cuba”, lamentó. “Fue una forma de protesta para reclamar por todo el abuso al que he sido sometido. Nunca pensé que me fueran a golpear del modo en que lo hicieron. Ellos iban a intentar acabar conmigo, de eso estaba claro”, añadió.

“Los policías no sabían que estaba este video que probaba que yo había sido víctima de este abuso. Un instructor de la Policía me interrogó y me dijo que yo era quien había estado mal, que si colaboraba con ellos me dejarían salir”, dijo.

“Estuve cinco días detenido en estación policial. Me habían pedido prisión preventiva y me acusaron de atentado. Pensaron en que el mundo no se enteraría y se librarían de mí”, relató.

“Cuando mi familia entregó ese video a la Fiscalía, me ponen una fianza de $500 y después terminan todo el asunto con una multa. Al final ellos vieron que los culpables eran los policías y habían abusado como tantas veces”, dijo Domínguez.

“Ahora la Seguridad del Estado ha echado a andar rumores sobre mí para denigrarme. Que soy un violador, que estoy mal de la cabeza. Es la forma típica en que reaccionan contra cualquier persona que se les enfrenta”, añadió.