Protestan en La Habana contra nuevas leyes para redes inalámbricas

Protestan cubanos en La Habana contra nuevas leyes para redes inalambricas

En horas de la mañana de este sábado, más de un centenar de personas se reunieron frente a un parque ubicado cerca del Ministerio de Telecomunicaciones, en La Habana, para protestar de manera pacífica por la nueva legislación sobre redes inalámbricas que consideran impide el funcionamiento de SNet, Street Network, la mayor red wifi cubana.

“Ya estoy en el parque. Esperamos que poco a poco se sume más gente a nuestra justa causa. #YoSoySnet”, escribió en la red social Twitter, Ernesto de Armas, uno de los usuarios que fue hasta el lugar tras el llamado que hiciera la víspera después de que los administradores de SNet se reunieran con representantes del Ministerio de Comunicaciones (Mincom).

Al parque, asegura el Nuevo Herald, también fueron varios agentes de la Seguridad del Estado vestidos de civil, así como también oficiales de la Policía Nacional Revolucionaria.

Sin embargo, hasta alrededor de las 10 de la mañana no hicieron ningún gesto de interactuar o desalojar el lugar, ubicado en las cercanías de la Plaza de la Revolución.

Sobre las 11 de la mañana, algunos administradores de SNet dieron a conocer a los manifestantes que la protesta terminaba y que debían esperar hasta el lunes próximo para “dar una oportunidad al Mincom”.

El pedido parte de una posibilidad, recién abierta, de que las autoridades comiencen a “trabajar de conjunto” con la red independiente, indicó el citado medio.

Hace pocos días, el joven residente del municipio Boyeros, en La Habana, Pedro Martin, denunció en uno de los grupos oficiales de SNET en Facebook el decomiso de varios de los equipos que él empleaba para conectarse.

“El tiempo de hacer algo se acabó. Diez uniformados en mi casa hoy en la mañana me lo confirman. Aquí está la prueba, conmigo en la unidad había más. Sálvese quien pueda”, dijo Martin en Facebook.

En tanto agregó que un operativo policial desmontó su red y varios de sus equipos fueron ocupados por la policía.