‘No he podido disfrutar nada, desde que llegué estoy con vómitos y diarrea’, turista alemán se queja

‘No he podido disfrutar nada, desde que llegué estoy con vómitos y diarrea’, turista alemán se queja

Thomas es un joven alemán que fue de visita a Cuba sin imaginar el panorama que le esperaba al llegar a la isla. A sus 29 años de edad terminó en la clínica internacional Cira García en La Habana, de la que salió con una receta para comprar ciprofloxacina y la recomendación de tomar también sueros de rehidratación oral.

“No he podido disfrutar nada, desde que llegué estoy con vómitos y diarrea”, relata Thomas al portal independiente 14ymedio.

“No tengo dudas de dónde me enfermé”, dice el viajero. “El mismo día que llegué me fui a un pequeño bar en La Habana Vieja y me tomé dos mojitos, a la mañana siguiente cuando me levanté ya me sentía mal y estoy convencido de que fue el hielo que no estaba hecho con agua segura”.

Así les pasa a muchos, de ahí que los guías los orientan.  “Les digo que solo tomen bebidas enlatadas y embotelladas y, preferiblemente, directamente del envase porque muchos vasos también están mal lavados”, relata Mónica, de 24 años y traductora de inglés que se dedica a dar paseos por el casco histórico habanero.

Pero el pueblo también se queja. “Imposible hervir el agua porque aquí cocinamos con una hornilla eléctrica y, a veces con un poco de leña en el patio”, detalla una vecina de Palmarito del Cauto en Santiago de Cuba. “Aquí tuvimos un filtro que me compró mi hija la última vez que vino a Cuba, pero mantenerse comprando las piezas y la parte de carbón es muy caro”, apunta.