México se opone firmemente a la reactivación del título III de la Ley Helms-Burton.

México anuncia que protegerá sus empresas en Cuba tras permitir EE.UU. reclamar propiedades confiscadas. La Secretaría de Relaciones Exteriores de México ha anunciado que protegerá a las empresas mexicanas que hagan negocios en la isla y puedan verse afectadas tras el anuncio de EE.UU. de que permitirá a sus ciudadanos demandar a compañías extranjeras en Cuba por bienes expropiados, en virtud de la reactivación del título III de la polémica Ley Helms-Burton.

El Gobierno estadounidense anunció este miércoles que a partir del próximo 2 de mayo revocará la suspensión del título III de Ley Helms-Burton, que permite reclamar ante cortes de EE.UU. propiedades que fueron confiscadas tras el ascenso de Fidel Castro al poder, en 1959.

Se abre así la puerta a una previsible oleada de demandas por parte de personas o entidades cuyas propiedades fueron nacionalizadas durante la revolución o en los años posteriores. El propio Departamento de Estado de EE.UU. estimó en su momento la existencia de unas 200.000 posibles demandas. Esta maniobra jurídica ya fue anunciada en un comunicado oficial publicado el pasado 5 de marzo.