Madre cubana cruzó el Darién con su pequeño hijo sobre la espalda

Madre cubana cruzó el Darién con su pequeño hijo sobre la espalda

‘Llegó un momento en que sentí que yo y mi pequeño no lo íbamos a lograr’, dijo la cubana Niurka González Osorio tras atravesar la selva entre Colombia y Panamá con su hijo cargado sobre su espalda. En el Darién ‘lo único que importa es conservar la vida. Poco a poco, uno va botando ropa, artículos de aseo y recuerdos para aligerar la carga’, agregó.

Esta es la historia de muchos isleños. Según reseña Diario de Cuba, “centenares de cubanos han cruzado de Colombia a Panamá en las últimas semanas. Quienes carecen de recursos se ven obligados a hacer la ruta más peligrosa por la selva y atravesar la temida Loma de la Muerte, en la cual han fallecido decenas de personas. Por ese camino, puede tomar seis días llegar al primer poblado panameño”.

Asimismo, destacó que “los que disponen de recursos económicos optan por el sendero turístico: desde Capurganá se dirigen a Sapzurro, suben la pequeña loma que conduce a La Miel, Panamá, y luego toman una trocha para llegar a Puerto Obaldía”.

“Fue día y medio caminando, subiendo lomas, cruzando ríos y atravesando pantanos”, recordó Niurka. “Saqué fuerzas de donde no tenía”.

“Ella, su familia y decenas de cubanos salieron el pasado martes 26 de marzo de Necoclí, después de dos semanas esperando en esa localidad costera colombiana. A la entrada de Puerto Obaldía, estuvieron retenidos durante dos días por el Servicio Nacional de Fronteras de Panamá (SENAFRONT), que no los dejaba ingresar al poblado. Algunos decidieron continuar por la montaña de Armila, para llegar a provincia panameña de Darién. “Entre ellos iba un babalawo que murió al intentar subir esa loma”, relató Niurka a DIARIO DE CUBA.

“La gente ha sido muy amable, pero mi esposo fue multado con 200 dólares por andar sin camisa por la calle. Fue al hospital para que lo curaran de un grano ciego que tenía. Él le pidió permiso al guardia que nos custodiaba, pero de nada sirvió la explicación a la autoridad máxima del pueblo”, narró la antillana.

Y así cientos de cubanos salen de la isla y enfrentan una dura travesía que, a veces, termina con la deportación.

*Foto referencial tomada de Internet