Cubita NOW

‘Indigna e inhumana’, cubana critica la atención de 2 niñas y una anciana aisladas por coronavirus

Por Hervin Salinas - lunes 6 de abril de 2020

Ciencia y Salud, Cuba

Featured Image

La internauta cubana que se identifica en las redes sociales con el nombre de Yohana Hidalgo Parra, compartió una publicación en el ciberespacio en la que desenmascara una realidad que los medios de prensa oficialistas de la isla no quieren que se conozca.

Cubita Now reproduce la denuncia, de manera íntegra, a continuación: 

Hoy quiero compartir con todos los sucesos que sufrieron mis familiares quienes ayer fueron puestos en aislamiento.

Escribo estas líneas para trasmitir la situación de mi familia en La Habana, soy de Holguín, y en esta distancia que nos separa, y que no me permite hacer más, tengo que buscar la vía de ayudarlos. Ellos hoy fueron puestos en aislamiento por ser contactos de un médico que contrajo la covid-19

Hoy a las 3:00 pm aproximadamente trasladaron a Ana Lilia Otero Parra, de 26 años de edad (mi prima) embarazada al aislamiento por ser contacto con su papá, médico del hospital Manuel Fajardo del servicio de Terapia Intensiva quien dio positivo al covid el día 1 de abril. Alrededor de las 4:00 pm notifica que estaba en Maternidad de la calle Línea, pero que ahí no era donde debía estar. La trasladan entonces para el Hospital Naval donde fue recibida y se encuentra actualmente.

El resto de la familia, quienes también debían aislarse no contaron con esa suerte. 7 miembros, incluidos una anciana diabética de 84 años de edad (Ana Ávila Álvarez) (mi abuela), una niña de 2 años (Andrea García Ávila) y otra de 5 años (Emily Ávila Otero) (ambas sobrinas), más el resto de los familiares incluyendo los padres de las niñas y la abuela de estas (Gertrudis Parra (tía), Annalie Ávila (prima), Fidel Ávila (primo) y Yunior García (primo))fueron recogidos en su casa sobre las 4:00pm. Primeramente, la anciana Ana Ávila y su hija Gertrudis Parra fueron trasladadas primero para garantizarles supuestamente una rápida atención. Fueron llevadas al Hospital Naval. Más tarde se incorporaron el resto de los familiares al mismo Hospital. Este centro ya había colapsado y sus capacidades estaban llenas.

En la dilatada espera y sin información oportuna y mucho menos signos de organización por parte de estas instituciones, son trasladados nuevamente Gertrudis Parra con su madre Ana Ávila y Yunior García para la escuela vocacional Lenin, ya eran las 9:30 pm, y a Annalie Ávila y Fidel Ávila junto a las 2 niñas se mantuvieron en el Hospital Naval pero no accedieron a sus cuartos hasta alrededor de las 8:00 pm.

TODOS SIN COMER NADA DESDE QUE DEJARON SUS HOGARES, salvo unos jugos y panes que previsoramente llevaban con ellos y que en el momento de la separación repartieron. Es indigno, doloroso, irresponsable por parte de nuestras autoridades e incluso me atrevo a calificarlo de INHUMANO la atención o mejor NINGUNA ATENCIÓN que recibieron. Dos niñas pequeñas y una anciana diabética sufrieron hoy la terrible desorganización de nuestro gobierno en el proceso del que tanto se enorgullecen en los medios, el ¨aislamiento¨ para contrarrestar la covid-19.

Hoy mi familia no comió por culpa de ellos, mis sobrinas duermen hoy con un poco de jugo y un pedazo de pan en sus estómagos. Que mi abuela, que es diabética le pida leche a mi tía y ella no tenga como darle algo de tomar siquiera, esto hace que el corazón de mi tía y el de todos nosotros se parta en mil pedazos y solo incita a la desesperación.

La situación de estadía en cuanto a condiciones de albergamiento de los que están en el Naval es mucho mejor que las de mi tía y mi abuela en la vocacional. Como cualquiera de estos centros en nuestro país las condiciones son precarias, del baño mejor ni hablar. Pero mi tía, quien es médico pediatra, pregunta por los test rápidos que supuestamente les iban a hacer, y le respondieron que NO TENÍAN, que debían esperar los 14 días. Y me pregunto ¿esperar a qué? ¿A que tengan síntomas?

Pero aquí no termina todo, el hecho de que esta anciana tenga que dormir en una litera no es tan preocupante como lo siguiente: ¿¿¿DONDE GUARDO LA INSULINA???

Cómo es lógico la primera preocupación de mi tía fue donde guardar este medicamento que requiere condiciones de refrigeración para su preservación, a la pregunta antes declarada simplemente le dijeron que no tenían donde guardarla.

En muestra de indignación, aquí es donde lo humano y el sentido de supervivencia le hizo decir que si no le conseguían donde guardar la insulina se iba a escapar.

Fue entonces cuando más tarde vinieron y buscaron el medicamento. ¿Dónde lo guardaron? No sabemos.

Escribo esto porque no quiero olvidar ninguno de estos detalles, porque me duele ver como en las noticias nos damos glorias de nuestro sistema para enfrentar esta pandemia, y en algo tan simple como la organización, toda la seguridad que habían logrado trasmitirme en las diferentes emisiones y conferencias de prensa, ya no tienen ningún sentido y al ver cómo han maltratado a mi familia, ha hecho que perdiera toda la confianza que una vez tuve en nuestro sistema de salud y del que sea.

Espero que esta reflexión ayude a mejorar la situación de mi abuela y mi tía. No pararé de publicarlo donde tenga que hacerlo hasta que logre cambiar esto. ES LO ÚNICO QUE PUEDO HACER PARA AYUDARLOS.

Compartan esta publicación para que me ayuden, alguien tiene que leerla y ayudará a mi abuela

Covid19 Image
CubitaNOW

Es un espacio dedicado a todos los cubanos con el fin de la unión a través del debate con respeto, el entretenimiento y la nostalgia en momentos difíciles para el pueblo de Cuba. Nuestra misión es informar y entretener a cada cubano alrededor del mundo.

Contáctanos
support@cubitanow.com