Cubita NOW

Es una noticia 'tergiversada'... Hansel Ernesto 'atacó a un policía', asegura esta cubana

Por Hervin Salinas - sábado 27 de junio de 2020

Sociedad, Cuba

Featured Image

La internauta cubana que se identifica en las redes sociales con el nombre de Liz Gag, compartió una publicación en el ciberespacio para salir en defensa de la policía tras el deceso de un joven en Guanabacoa a mano de estos.

Gag, que se define como "Cubana, Martiana y Fidelista de pura cepa", asegura que la noticia de la partida del chico ha sido manipulada y tergiversada.

Cubita Now reproduce sus palabras, de manera íntegra, a continuación:

No soy dada a escribir, pero si a leer y hay cosas que uno lee, que pone límites a la paciencia. Leyendo la dura noticia del fallecimiento de un joven que atacó a un policía, manipulada y tergiversada como siempre por todos los que cada día esperan cualquier noticia de Cuba a la que puedan sacarle jugo y ensañarse hasta la saciedad en contra de nuestra Revolución, no importan sentimientos, dolores, principios, uno igualmente reflexiona.

Lamentable hecho, triste por mediar la vida de una persona, igual a aquel que aún no cumple un mes y en el que perdió la vida un joven oficial de la PNR y dos más fueron heridos, en el cumplimiento de su deber.

Cuando veo las dos noticias y reviso los comentarios, incomoda, y más cuando a simple vista se aprecia la mano enemiga en ambas, pero sobre todo la ¨ingenuidad¨ de aquellos que sin detenerse a pensar un instante dan criterios, olvidando o desconociendo las fortalezas, verdades y valores con las que vivimos los cubanos, para suerte nuestra, desde el propio 1ro de enero de 1959.

Cómo surgió la PNR, quienes son los hombres y mujeres que la integran, qué principios abrazan. La policía revolucionaria se nutre de jóvenes que emergen de nuestro pueblo, o sea que puede ser su madre o padre, hermano, esposo, vecino o amigo, cuya misión es salvaguardar el orden, la disciplina y los intereses económicos del pueblo. En este propósito encaran desafíos nuevos y complejos, en virtud de nuestra tranquilidad, lo que la hace una aliada de su pueblo, pues de ella emerge y la protege y defiende.

A su vez se preparan y forman en los principios de la Revolución Socialista, esa que por su limpieza y lealtad a los valores que nos inculcaron nuestros líderes sigue levantando ronchas, sigue doliendo y que por ello destinan millones a mentir, desvirtuar nuestro sistema a desmontarnos desde dentro. Promoviendo incluso desde sitios contrarrevolucionarios y todas las plataformas web posibles, mensajes con sutileza o de manera abierta que el pueblo se levante en contra de sus órganos armados, instigando, provocando, pagando.

Que un joven formado por la Revolución, se gradúe en la Universidad de la Habana u otro Centro Universitario, hable mal del sistema que lo formó, mienta y provoque, olvidando que en su historia jamás tuvo un policía que lo golpeara con bastón o le disparara balas de goma o le lanzara disparado por la fuerza de la presión del agua de mangueras, es triste, pero cabe dentro de la lista de los que Martí definiera: ¨con lenguas de traidores debe escribirse en la historia de un pueblo el nombre de quien anteponga la autoridad de su persona o de su camarilla a la concordia y unificación de su país¨

Pero que otros se ¨confundan¨, olvidando que lo primero que la Revolución ponderó fue al ser humano en el centro de todos sus programas, desde la propia concepción del ser hasta su último día suele ser triste, y hasta peligroso.

Me hace defender que los Derechos Humanos no pueden seguir estando en la voz de quienes van a otros países a causar la muerte o de quienes la salud de su pueblo se mide por el precio de cada servicio, son ellos quienes han secuestrado el término, los mismos que lo violan de manera flagrante y sistemática y acusan a los que subdesarrollados y bloqueados económica, financiera y comercial defendemos por sobre todo la vida. Como defendemos ese principal derecho, es que nuestros médicos, salvan en Cuba y en el mundo, hoy más visible que nunca, a propósito, en estos días de enfrentamiento a la COVID- 19.

Cuantos criterios desató el fallecimiento del oficial de la policía, sobre todo de críticas a la permisibilidad en la actuación de un órgano que según algunos es por esencia represiva.

Sin embargo, nuestro sistema defiende y exige según las normas y principios una Policía que actúa desde lo educativo, lo preventivo, influyendo incluso en la formación de quienes delinquen y su familia.

Por ello y por todo lo positivo que conocemos de nuestra policía, que dan su vida cada día por velar nuestro sueño, que se han desdoblado en el cuidado y protección de centros de aislamiento, donaciones de sangre, trabajos productivos, enfrentamiento a las ilegalidades e indisciplinas sociales, atención y protección a los más vulnerables entre otros, no permitamos que nos traten de tergiversar o peor de comparar con el asesinato de Floyd, que forma parte del racismo estructural que convive en nuestro vecino del norte.

Hasta nuestros más acérrimos enemigos, aunque mientan, saben que no existe ningún punto de coincidencia posible entre nuestra Policía y la que asesina, maltrata y abusa de la comunidad afronorteamericana o latina del norteño país.

Nuestra Policía Nacional Revolucionaria seguirá siendo la misma, humanista, sensible, hecha pueblo, como la constituyeron aquel 5 de enero Fidel y Raúl.

No dejemos que quienes nos desprecian nos engañen, nos colmen de calumnias o nos hagan dudar, la principal fortaleza de la Revolución ha sido la unidad indestructible de su pueblo y la verdad como bandera.

Covid19 Image
CubitaNOW

Es un espacio dedicado a todos los cubanos con el fin de la unión a través del debate con respeto, el entretenimiento y la nostalgia en momentos difíciles para el pueblo de Cuba. Nuestra misión es informar y entretener a cada cubano alrededor del mundo.

Contáctanos
support@cubitanow.com