En 2002, tres niños murieron en Cuba por un lote de vacunas para el sarampión, denuncian

En 2002 tres ninos murieron en Cuba por un lote de vacunas para el sarampion denuncian
Foto referencial tomada de Internet

La compañía Serum Institute of India Ltd., y el gobierno cubano atraviesan un escándalo tras la muerte de la niña Paloma Domínguez Caballero, de tan solo un año de edad, falleciera después de que le aplicaran una vacuna en mal estado.

“Esta vacuna contra la papera, la rubéola y el sarampión es producida por la misma compañía india que envió a Cuba en 2002 un lote de vacunas para el sarampión, y que tal como publicamos en ese entonces en CubaNet, dejó 3 niños muertos, de un total de 42 reacciones adversas”, asegura ese portal.

Asimismo, refirió que estos datos sobre el caso de Paloma, están bajo investigación, según comentó el doctor Roberto Álvarez Fumero, director nacional del Programa Materno Infantil, el mismo que llamó a los padres de Paloma, días después, para ofrecer condolencias.

Mientras que el MINSAP dijo, a través de un comunicado, que esta vacuna “PRS se ha usado durante años en Cuba, se importa desde la India, está avalada por la Organización Mundial de la Salud y certificada por el Centro para el Control Estatal de Medicamentos, Equipos y Dispositivos Médicos (CECMED)”.

“Sin embargo, la misma institución cubana este fin de semana reconoció, luego de que se hiciera pública la muerte de la niña Paloma Domínguez Caballero, que al menos cinco niños han sufrido reacciones adversas a la vacuna, todos en el mismo hospital habanero, en Alamar”, añade el citado medio.

“Los restantes cuatro niños se mantienen ingresados: una con atención intensiva, la cual se encuentra estable y los otros evolucionan favorablemente”, señaló en su comunicado el gobierno cubano.

“Los niños cubanos que fallecieron en 2002 después de recibir las vacunas suministradas por Serum Institute of India, que produce 26 vacunas distribuidas en más de 80 países, la mayoría de medianos o bajos ingresos, sufrieron un síndrome de shock tóxico, según un reporte posterior publicado por el MINSAP”, indica Cubanet.

No obstante, según detalla “otro estudio, también de médicos y funcionarios cubanos, las muertes fueron provocadas por el empleo de diluyentes no estériles”.