‘Después que le quites cabeza, cola y ventrecha, pésalo para que veas con qué te quedas’

'Después que le quites cabeza, cola y ventrecha, pésalo para que veas con qué te quedas'

Sigue dando de qué hablar el polémico pescado ‘normado-liberado’, que no es más que otra ‘medida, dictada por el gobierno supuestamente para que lleguen más alimentos racionados a la población mediante la canasta básica’.

El portal independiente Cubanet Noticias, conversó sobre el tema con algunos habaneros, y aseguró que “bajo protesta muchos, entusiastas los menos y sorprendidos todos, los habaneros acuden por estos días a bodegas y carnicerías” para comprarlo.

“Después que le quites la cabeza, la cola y la ventrecha, pésalo para que veas con qué te quedas”, dijo al medio citado Rosa, una anciana de 84 años que acababa de pagar 30 pesos por un solo jurel.

“El pescado ha sido incluido en la lista de productos que se comercializan de forma regulada en la red de bodegas y carnicerías, a razón de un pescado por cada familia de una a tres personas; dos para familias de cuatro a seis, y tres para familias de siete en adelante. Con cabeza y vísceras incluidas, cada libra del pescado cuesta 20 pesos. Pasadas 48 horas, la venta es liberada”, indicó Cubanet.

El sitio, por otro lado, refiere que dialogó con “varios ciudadanos que se mostraron muy disgustados por el alto precio en comparación con lo poco que representa un pescado para dos o tres bocas”.

Y, de igual manera, agregó que unos de los principales afectados son los jubilados, quienes. “Sea de dos o seis personas el núcleo familiar, la cuota de pescado asignada alcanza, invariablemente, para una sola comida. Es una inversión que prácticamente no vale la pena; sobre todo si se considera que ese jurel capturado en la plataforma insular cubana cuesta casi lo mismo que el pollo importado, con el añadido de tener que limpiarlo”.