Darién y Deiby, los niños cubanos que nacieron en la selva

Darién y Deiby, los niños cubanos que nacieron en la selva

Darién y Deiby son dos niños, hijos de migrantes cubanos, que nacieron en la selva, cuyas historias se conocieron a través de las redes sociales hace algún tiempo.

Los familiares de Deiby Eneid arribaron a Colombia desde Trinidad y Tobago buscando la forma de continuar una travesía por tierra para llegar a los Estados Unidos, y lo hicieron junto a su bisabuela, Eneida Milián, de 81 años de edad.

Sin embargo y, lamentablemente, la señora Eneida no vio nacer a su bisnieto porque perdió la vida en la crecida del río Turquesa, en la selva del Darién, el 23 de abril de 2019.

“El segundo nombre del niño es un homenaje a ella, según dijo a DIARIO DE CUBA Bárbara Enríquez, hija de la fallecida”, señaló el portal que, además, agregó que “la madre del niño, Solach Roche, nuera de Bárbara, estaba entonces embarazada. El bebé nació en agosto en Neily, Costa Rica, adonde llegó la familia sin un centavo”.

El bebé Deiby Eneid, junto a su familia, vive hoy en Paso Canoas, Costa Rica, en la frontera con Panamá. “Allí subsisten con la ayuda de amigos cubanos y familiares residentes en Estados Unidos. De cuando en cuando, el esposo y los hijos de Bárbara consiguen algún trabajo temporal”.

Por otro lado, está Darién Reyes Pérez, el niño que lleva su nombre gracias a la selva y que llegó al mundo “después de que su madre, Gladys Pérez, tuviera que someterse a una dura travesía con ocho meses de embarazo”.

“Junto a su esposo, Yusnel Reyes, Gladys salió de Necoclí, Colombia. Traficantes de personas les habían asegurado que solo tomaría un día llegar a Puerto Obaldía y que allí podrían abordar un avión hacia Ciudad de Panamá, o una embarcación hasta el puerto de Colón para posteriormente viajar en ómnibus hasta la capital panameña”, relata DDC.

Después de una dura experiencia nació el pequeño que hoy vive junto a sus padres en el albergue de Cáritas en Ciudad de Panamá.