Cubano que protestó en Tapachula ya está en Miami con su familia

Cubano que protesto en Tapachula ya esta en Miami con su familia

El migrante cubano Dennis Hernández, quien acaparó titulares de medios cubanos y extranjeros tras protestar, encadenarse y crucificarse en Tapachula, México, ya está en libertad y junto a su familia en Miami.

Hernández, que formaba parte del Frente Antitotalitario Unido (FANTU), estuvo tres meses en una prisión de máxima seguridad en Boston después de ingresar a Estados Unidos por la frontera sur y entregarse a las autoridades en el puente internacional Piedras Negras, en Texas.

El antillano vivió una travesía de seis meses en la que enfrentó una huelga de hambre de 12 días y gastó entre 10 y 12 mil dólares. Ahora en Miami, apenas comienza su sueño americano.

“Las imágenes de su protesta frente a la Estación Migratoria Siglo XXI, en Tapachula, recorrieron el mundo a través de las redes sociales. El cubano llegó al extremo de encadenarse a una cruz de madera, y pasar 12 días sin ingerir alimentos en reclamo de un salvoconducto a las autoridades mexicanas para continuar su ruta hacia la frontera con EEUU”, recordó Martí Noticias, que conversó en exclusiva con él.

“Fue duro abandonar la isla. Fue duro dejar a mi mamá, porque sabía los problemas que iba a arrastrar después, pero era necesario que partiera porque era mi vida o mi libertad”, dijo Dennis.