Cubana embarazada revela escalofriantes detalles de su paso por estación migratoria mexicana

Cubana embarazada revela escalofriantes detalles de su paso por estación migratoria mexicana

Varios migrantes cubanos han pasado por las estaciones migratorias de México y luego han revelado detalles impresionantes de lo que allí han vivido, o más bien, sufrido.

En esta oportunidad, Reuters tuvo la oportunidad de documentar las opiniones de varios antillanos que aseguran que las instalaciones para migrantes en México están cada vez más hacinadas.

La agencia conversó con más de 12 migrantes en el centro de detención Siglo XXI, el más grande del país. “Ellos describieron estar detenidos en esas instalaciones en el estado de Chiapas, en la frontera sur de México, durante largos períodos sin información sobre sus casos”.

Asimismo, los detenidos denunciaron “hacinamiento severo, escasez de agua y alimentos, y atención médica limitada”.

Por otro lado, señalaron que estos indocumentados “fueron retenidos durante al menos tres semanas en el centro, planeado para albergar a personas por un máximo de 15 días hasta que se procesen sus casos”.

Por su parte, el Instituto Nacional de Migración de México (INM), que administra Siglo XXI, no quiso responder a las solicitudes de comentarios sobre las condiciones en el centro.

Una cubana de 26 años de edad, de nombre Lisdybi García Aguilar, “tenía cuatro meses de embarazo cuando los funcionarios de migración la sacaron de un taxi el 5 de abril para revisar sus papeles”.

Reseña la agencia que “García estaba en camino a la oficina de inmigración en Tapachula para buscar una visa como le indicaron los funcionarios de migración en la frontera. En cambio, la llevaron a Siglo XXI, donde le confiscaron su teléfono y otras pertenencias”.

“Me dijeron que era para ‘regularizar’ mi estado, que todo estaría bien y que esto no era una prisión, era un área de alojamiento”, relató García a Reuters después de que fue liberada. “Era una prisión; una prisión en todos los sentidos del término”, narró.

La isleña comentó que “su embarazo es de alto riesgo debido a una endometriosis, pero fue ignorada cuando pidió ayuda durante un episodio de desmayos y dolores abdominales agudos. Cuando los detenidos la llevaron a la clínica, ella dijo que la enfermera le dio una píldora sin explicar lo que contenía”.

“García dijo que estuvo detenida en el centro durante tres semanas. El 13 de abril, ella solicitó asilo en México con un funcionario de la Agencia de Refugiados de las Naciones Unidas, ACNUR”.