Choferes estatales cubanos abandonan sus puestos de trabajo

choferes habaneros desertan

La situación del transporte público en Cuba es cada vez más crítica. La escasez de ómnibus hace que muchas personas lleguen tarde a sus trabajos, se aglomeren en los vehículos y ambas situaciones dan al traste con el rápido deterioro de estos.

Pero como si esto fuera poco, desde hace un tiempo a la fecha, los choferes han decidido abandonar sus puestos de trabajo. El tema es tan serio y preocupante que hasta los medios oficiales de Cuba han hablado al respecto.

“El problema actual no es la falta de ómnibus, como pudiera pensarse, sino la inusitada partida de choferes”, dijo un periodista en un artículo publicado por el periódico Granma.

Un grupo de choferes capitalinos fue cuestionado por reporteros de Cubanet Noticias. Estos dejaron saber su descontento y ganas de dejar el trabajo desde las recientes regulaciones sobre cantidad de viajes y la recaudación, y a eso le sumaron el tema de los bajos salarios

“El trabajo se puso malo y se va a poner peor. Nos van a controlar los viajes con más rigor y va a subir el monto que tenemos que entregar. Ahora tengo que recaudar diariamente 600 pesos en tres viajes y me quedo con lo que sobra, pero dentro de poco van a reducir los viajes a dos y tendré que depositar más de 800 pesos. Ya en algunas terminales han aplicado el nuevo procedimiento, por eso la gente está desertando”, comentó Alberto Díaz, un chofer de más de diez años de experiencia a Cubanet.

“Además, quieren ponernos GPS para tener más control sobre nosotros. Si nos empiezan a vigilar así nadie va a querer trabajar porque se acaba ‘la lucha’”, agregó otro chofer que no quiso revelar su identidad.

La solución que ha encontrado el gobierno a la carencia de choferes en la capital es contratar a otros del resto de las provincias del país.