Califican a jefa de misión cubana que expulsó a médico fallecido como ‘déspota y temida’

Califican a jefa de mision cubana que expulso a medico fallecido como despota y temida

Hace poco se conoció la noticia de la muerte del médico cubano Juan Manuel Obana Borges, quien fue encontrado sin vida en un baño del aeropuerto Charles de Gaulle de París.

El hecho coloca bajo las dudas a una nueva misión internacionalista, esta vez la establecida en Mauritania, después de que “tras una fuerte discrepancia con la dirección del hospital en que laboraba, Obana fue expulsado por la jefa de brigada y enviado a Francia, donde fue hallado muerto por un presunto infarto”.

Así lo detalla el portal 14ymedio, que recibió una carta de una enfermera, colega de Obana en la misión en el Centre Hospitalier des Spécialités de Nouadhibou, a través de que “denuncia las pésimas condiciones de trabajo que afronta el equipo de 60 colaboradores cubanos y pide mantener el anonimato “por razones obvias”.

“La trabajadora indica que los enfermeros realizan turnos de 24 horas con apenas otras 24 de descanso, lo que supone unas 360 mensuales, 168 más de las que establecen los convenios internacionales y sin cobrar horas extra. En el caso de los médicos tampoco se produce este pago, pese a que trabajan de lunes a domingo hasta la noche. Ninguno de los colaboradores cobra durante sus vacaciones y, si debe regresar a Cuba por algún imprevisto grave, el Gobierno no contribuye al pago del pasaje, que puede ascender hasta a 2.000 euros, aproximadamente el salario de dos meses”, refiere el citado medio.

Asimismo, la enfermera lamentó “que los deportistas o artistas cubanos en el exterior perciban mayor parte de los ingresos que los sanitarios, que solo cobran un 20% o un 30% del salario pactado en el convenio. El resto se lo queda el Estado”.

Además, esta profesional de la salud, que ya volvió de regreso a Cuba, asegura que sus compañeros le han dicho que les recortaron su sueldo desde este septiembre y pasarán a cobrar 300 dólares menos por mes.

“Se les dijo que el que no esté de acuerdo con la reducción del salario que se vaya para Cuba a seguir ganándose sus 60 CUC por mes, y que el que no quiera continuar en la misión por esa causa tiene que pagarse el pasaje de regreso, ¡que burla!”.

Por otro lado, habla sobre la jefa de brigada a la que acusa de ser “déspota, carente de ética y temida por los colaboradores por su constante uso de amenazas y chantajes”.

“Arrogante y engreída, que con voz chillona maltrata, solo por placer, a los colaboradores. (…) Todo esto es del conocimiento de la dirección de colaboración en Cuba, suponemos que a ellos les convenga tener a una tirana así, creando el sobresalto y el terror”, comentó.