Anónimo ‘destapa la caja de Pandora’ en empresa cubana

Anónimo ‘destapa la caja de Pandora’ en empresa cubana

Una denuncia anónima enviada a la Contraloría General de la República contra la Empresa de Astilleros, ENA, subordinada al Grupo Empresarial Marítimo Portuario, Gemar, atendido por el Ministerio de Transporte de Cuba, destapó la caja de Pandora en esa institución.

Una Auditoría de Cumplimiento en esa entidad, explica la prensa local, “evaluó de Malo el control interno implementado para los recursos que administraba, fundamentalmente en bebidas alcohólicas, evidenciándose prácticas nocivas mantenidas durante años, que propiciaron la ocurrencia de presuntos hechos delictivos”.

Según denuncia la nota, este informe final de la investigación especial y de la realizada por la Ucai del Ministerio de Transporte reveló “el alto volumen de compra de bebidas alcohólicas en el período comprendido entre enero del 2018 y marzo del 2019 para su posterior venta a trabajadores y a otras entidades, muchas veces sin trazabilidad y respaldo documental que demuestren el destino final de esos recursos”.

De ahí que en la empresa “violaron así su objeto social aprobado de brindar servicios de recreación con gastronomía y las licencias comerciales autorizadas para la prestación de servicios en el centro recreativo La Gaviota, de la unidad empresarial básica (UEB) CEVRAL subordinada a la empresa, documentándose un presunto hecho delictivo”.

“Rones, vinos, cervezas, vodka, tequila y otras bebidas, compradas en pesos cubanos convertibles (CUC) o con un componente en divisas, fueron vendidas por la ENA en moneda nacional (CUP) a trabajadores mediante un módulo entregado en 47 ocasiones entre enero del 2018 y marzo del 2019, con un promedio de 10,5 unidades de bebida mensual por persona para un total de 76 mil 963 unidades, así como ventas realizadas a otras entidades, lo cual ocasionó significativos daños económicos al país”, refiere el artículo del oficialismo.