CubitaNOW
x

Cubita NOW

Un médico de Miami sentenciado por cometer un esquema de fraude con el que estafó 38 millones de dólares

Redacción de CubitaNOW

Miami, Estados Unidos

Armando Valdés, de 63 años, fue sentenciado este miércoles a 60 meses en una prisión federal por dirigir un esquema de fraude de atención médica con el que logró estafar 38 millones de dólares.

A Valdés, médico de profesión, también le serán confiscadas cuatro propiedades inmobiliarias, incluida una unidad de condominio frente al mar en Pompano Beach, así como numerosos vehículos de lujo, entre ellos un Cadillac Escalade y un Tesla Model S.

Tanto las propiedades como los carros los había comprado con las ganancias obtenidas como parte de su esquema fraudulento.

El informe de las autoridades indica que desde febrero de 2015 hasta julio de 2021, Valdés fue propietario de Gasiel Medical Services, Corp., una clínica médica en Miami, Florida.

A través de ella el hombre presentó aproximadamente 38 millones de dólares en reclamos fraudulentos a United Healthcare y Blue Cross Blue Shield por infusiones del medicamento recetado Infliximab.

El medicamento, conocido por el nombre de marca Remicade, es un inmunosupresor recetado aprobado para el tratamiento de la enfermedad de Crohn, la colitis ulcerosa en adultos y niños, la artritis reumatoide y psoriásica, la espondilitis anquilosante y la psoriasis en placas.

Infliximab es además uno de los medicamentos recetados más caros del mercado: una sola dosis puede tener un precio minorista de casi 10 000 dólares.

Valdés admitió a principios de este año que nunca proporcionó ni una sola infusión del medicamento, ni tampoco los pacientes de la clínica.

"Valdés intentó ocultar su participación en este esquema de fraude distanciándose por escrito de la clínica médica. Por ejemplo, contrató a un médico de 91 años en Gasiel Medical Services que trató a los pacientes en muy pocas ocasiones y nunca recetó infliximab", indica el reporte.

No obstante, Valdés lo nombró como proveedor de los 38 millones de dólares de las infusiones de infliximab facturadas de manera fraudulenta.

Asimismo, le pagó a otra persona para que actuara como su "propietario nominal".

Las autoridades no revelaron la identidad de esa tercera persona pero aclararon que figuraba como presidente y agente registrado de la clínica en los registros corporativos y otros documentos oficiales del negocio.

En junio pasado la Policía de Miami, Estados Unidos arrestó a un cubano cuando intentaba escapar a la isla en una moto acuática, luego de presuntamente robar más de cuatro millones de dólares al Medicare.

"Un juez federal en Miami ordenó que un residente de Hialeah que supuestamente presentó más de cuatro millones de dólares en reclamos fraudulentos de atención médica a Medicare sea detenido en espera de juicio, luego de que el acusado fuera arrestado a bordo de una moto acuática que se dirigía hacia Cuba desde Key West", señala un comunicado de prensa.