CubitaNOW
x

Cubita NOW

Muestran imágenes de los restos del cuarto tanque: En el primero y el segundo ya no hay fuego

Redacción de CubitaNOW

Cuba

Nuevas imágenes muestran el área donde estaba ubicado el tanque número cuatro que se incendió en la Base Supertanqueros de Matanzas, donde se generó un incendio de grandes dimensiones el pasado cinco de agosto.

El reportero oficialista Humberto López llegó al área y publicó un video en el que se puede ver las terribles condiciones en las que ha quedado el lugar.

De acuerdo a las declaraciones de uno de los oficiales al mando aún hay personas con motomochilas intentando aplacar el fuego que queda entre la maleza.

Asimismo aclaró que hay llamas aún en en el primero y el segundo tanque incendiado, aunque aseguró que ya están bajo control.



En otro de los videos se podía ver a los helicópteros lanzando toneladas de agua sobre las llamas.



"Los expertos coinciden en que el combate al incendio se encuentra en un momento más favorable. En las últimas horas el suministro de agua ha sido más estable y se han creado diques de contención que han impedido la propagación de las llamas", indica el reporte de este miércoles de la prensa oficialista.

No obstante, las autoridades advirtieron "que un giro del viento puede avivar las llamas mientras quede combustible al alcance del fuego".

“No podemos llenarnos de confianza, tenemos que trabajar con inteligencia”, señaló el mandatario Miguel Díaz-Canel Bermúdez durante la reunión en la que trazan la estrategia para la estocada final al incendio que comenzó el viernes.

“El siniestro que aún está por extinguirse en la zona industrial de la bahía de Matanzas, resulta excepcional en nuestra historia. No encontramos memoria de otro de tal connotación, tanto desde el punto de vista humano como material, asociado a un rayo", explicó en entrevista para CubaSí el profesor e investigador Luis Enrique Ramos, historiador de Meteorología en la isla.

“Debido a las características de las instalaciones golpeadas por tales fenómenos, no solo conllevan pérdidas y riesgos por destrucción física en sentido estricto, sino por las implicaciones y amplificación de los efectos del fenómeno natural en cuestión, debido a las funciones, diseño o lo que estas facilidades tecnológicas almacenan, producen o procesan”, agregó el especialista.

Miembro fundador de la Sociedad Meteorológica de Cuba e integrante de la Comisión de Historia de la Meteorología de la Sociedad Internacional de Historia de la Ciencia y la Tecnología, el profesor Ramos había publicado en días recientes en su perfil de Facebook un texto en el que decía que “podría tratarse del evento más devastador en la historia de Cuba asociado al impacto de un rayo”.

Según dijo en su texto, "el primer gran desastre ocasionado en Cuba por un rayo tuvo lugar en La Habana del siglo XVIII, cuando el 30 de junio de 1741, en medio de una tormenta, un rayo impactó en uno de los palos del navío Invencible, amarrado en el muelle de San Francisco".

En esa ocasión se produjo un incendio que alcanzó a La Santabárbara, depósito de pólvora y municiones que saltó en pedazos. La onda expansiva dañó otros buques cercanos y varias embarcaciones pequeñas.