CubitaNOW
x

Cubita NOW

Lis Cuesta asegura que entendió 'todo' lo dicho en la Mesa Redonda

Redacción de CubitaNOW

Sociedad, Cuba

Lis Cuesta la esposa del designado mandatario cubano Miguel Díaz-Canel asegura que “entendió” todo lo hablado ayer en la Mesa Redonda en cuanto a implementación del mercado cambiario.

Cuesta conocida por sus soberanas meteduras de pata en Twitter, aprovechó la red social para enviar su apoyo al ministro de Economía, Alejandro Gil, una de las figuras más criticadas tras el anuncio del Gobierno cubano de comenzar a comprar dólares y otras monedas extranjeras.

La primera dama, que no lo es según su marido, dijo que todo lo anunciado en la Mesa Redonda “es para mejorar”, por lo que le manda un “abrazo” a Alejandro (el ministro) y pide que no la juzguen porque ella no es “economista”.

“Me quedó claro lo que se dijo ayer en la MR, desde la explicación hasta la intención. De que es para mejorar, lo es. Mi abrazo para Alejandro. No soy economista, soy revolucionaria”, escribió en Twitter Cuesta, donde algunos cubanos le pidieron ahorrarse el comentario.


El sinsentido de las palabras de Lis Cuesta casi compiten con las de su marido el gobernante designado quien esta mañana aseguró que el gobierno “no está de brazos cruzados” y a pesar de la realidad apabullante se atrevió a enunciar que “se seguirá construyendo un mejor país”.

“El inicio de la implementación del mercado cambiario es una de las medidas concebidas para movilizar, en el menor tiempo posible, recursos financieros y abastecimientos. Ninguna, por sí sola, resolverá todos los problemas. No nos vamos a detener en la construcción de un país mejor”, indicó Díaz-Canel esta mañana.

En tanto afirmó que el Gobierno “sigue trabajando” ante la cara de millones de cubano indignados: “No estamos con los brazos cruzados. Que nuestro pueblo tenga la certeza de que cada decisión aprobada se implementará, preservando el mayor grado de justicia social posible”.

El miércoles, el Banco Central de Cuba (BCC) informó que comprará los dólares a 120 pesos cubanos a partir de este mismo jueves 4 de agosto.

La ministra del Banco Central de Cuba, Marta Wilson González aclaró en cambio que Cuba todavía no tiene capacidad para vender divisas.

Economistas, y ciudadanos en general han expresado su desacuerdo con la nueva medida a través de redes sociales.

“Tanto tiempo perdido y ahora dijo que es imprescindible ese mercado cambiario. Pa’ atrás y pa’ alante cuando les da la gana. Juegan con el tiempo, la vida y con los derechos civiles de las personas. Es un problema político de falta de debate y de derechos”, ha sentenciado un cubano.

Algunos economistas han calificado esta medida y otras “como parches” señalando que “no se ha proyectado el modelo económico como un sistema” razón por la cual el Gobierno adolece de coherencia ante los ciudadanos.

Para algunos cubanos al concebir la compra pero no la venta de moneda extranjera, “el Estado está actuando como un especulador más, permitiendo que el dólar suba hasta el nivel que le conviene” y creen que “si no vende pronto las consecuencias en el alza de los precios serán insuperables”.